Viernes, 7 de Noviembre de 2008

Obama 'une' a Ibarretxe, Patxi López y la izquierda abertzale

El PP se suma al coro de felicitaciones y cree que el 'Obama vasco' es Basagoiti

GUILLERMO MALAINA ·07/11/2008 - 22:19h

Barack Obama es como un dios en Euskadi. Sin haber pisado esta tierra, ha sido capaz de acabar con lo que hasta ahora parecía una quimera: poner de acuerdo al lehendakari Ibarretxe, al PSE, al PP y hasta a la izquierda abertzale.

Cada uno desde su propia perspectiva, pero todos alaban la figura del presidente electo estadounidense. La frase con mayor impronta vasca ha salido de la boca de Juan José Ibarretxe. Como decía ayer con dosis de humor el director de un programa de Radio Euskadi, el lehendakari más que de Llodio –su localidad natal– parece de Bilbao. Y es que el día anterior había afirmado en un acto ante la flor y nata de la clase empresarial del País Vasco que el lema de la campaña de Obama –Yes, we can (Sí, podemos)–, “fue inventado por la sociedad vasca” por esa máxima tan expandida en Euskadi de “querer es poder”.

A cuatro meses de las elecciones vascas, el PSE-EE y el PP también han hecho suyo este lema de Obama, pero ya en la creencia de que es posible que un lehendakari no nacionalista resida en Ajuria Enea.
El candidato socialista, Patxi López, brindó ayer por Obama en el despacho de su grupo en el Parlamento, convencido de que los ciudadanos vascos también pueden “hacer realidad” el lema Yes, we can en Euskadi. La escena ya puede verse en su blog personal. El secretario general del PSE aparece rodeado de compañeros de partido y mirando una camiseta blanca con el rostro negro del ganador en las urnas. Y como estaba metido en faena, se lanzó a contestar a Ibarretxe con ironía. “Ya que –el lema de Obama– lo inventamos los vascos, ahora tenemos que hacerlo realidad”, reivindicó, con la esperanza de ganar en marzo las próximas elecciones autonómicas.

El candidato del PP a lehendakari, Antonio Basagoiti, ya se había destapado un día antes. “Si Obama ha roto viejos clichés, yo me pregunto si no sería también rompedor que en Ajuria Enea hubiese un lehendakari del PP”.

Hasta la izquierda abertzale –crítica tradicional de los gobiernos yankies y defensora a ultranza de Cuba– hizo público ayer un comunicado en el que mostraba su confianza en Obama para lograr “la solución pacífica de los conflictos que afligen el planeta” y dar respuestas a los “problemas globales comunes”. En fin, que si Obama ha sido capaz de ganarse la simpatía de todos en Euskadi, es lógico que sea el elegido para gobernar EEUU.