Viernes, 7 de Noviembre de 2008

Obama defiende un plan de rescate para la clase media

El presidente electo  ha anunciado que habrá más medidas, pero que el proceso no será fácil ni rápido. "La crisis es global y necesita una respuesta global"

PÚBLICO.ES ·07/11/2008 - 21:22h

EFE/TANNEN MAURY - El presidente electo de Estados Unidos Barack Obama atiende a los medios durante su primera rueda de prensa después de las elecciones.

El presidente electo de los Estados Unidos, Barack Obama, ha afirmado, durante su primera rueda de prensa tras la victoria electoral, que su prioridad es relanzar la economía estadounidense.

En este sentido, Obama ha remarcado que las pérdidas del mercado laboral durante el último mes han sido de 240.000 puestos de trabajo, lo que ha supuesto que la cifra de desempleados ascienda a 10 millones. Ante estas cifras, Obama se plantea la situación como "el mayor reto de nuestras vidas". Insiste en que hay que actuar con rapidez y por eso, tras la reunión de los consejeros, ha expuesto en la rueda de prensa el paquete de medidas para intentar solucionar la crisis.

Las prioridades destacadas han sido desarrollar un plan de rescate para las familias de clase media, creando empleo, ayudando a quienes tienen sueldos más bajos y extendiendo los subsidios de desempleo. Además, quiere establecer un plan de estímulo fiscal que relance la economía y amortigüe los efectos en las empresas y los gobiernos locales.

Obama  ha advertido que es necesario plantearse el impacto de la crisis en cada sector, haciendo especial mención a la necesidad de créditos de las pymes o a los problemas por los que pasan las empresas del motor. 

En relación al tema de los automóviles, el senador de Illinois ha aprovechado para destacar su intención de reducir la dependencia actual que existe del petróleo y apostar por coches más eficientes energéticamente.

"Se necesitarán más medidas, las opciones serán difíciles...no será fácil ni rápido salir del agujero"

También ha insistido en que intentará que estas medidas se aprueben cuanto antes en el Congreso, pues las considera urgentes, pero que de momento estos temas no dependen de él, sino del todavía presidente George Bush. "Sólo puede haber un Gobierno a la vez y hasta el 20 de enero, sigue siendo la Administración actual".De todos modos, ha asegurado que si las medidas son rechazadas por el actual Congreso, será lo primero que apruebe cuando tome posesión de su cargo.

En cuanto a las cuestiones relacionadas con la política exterior, Barack Obama se ha referido, tras la pregunta de un periodista, a la carta que recibió del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad. Se ha mostrado prudente al decir que pensará tranquilamente la respuesta porque su intención es "mandar los mensajes adecuados al mundo", aunque ha dejado claro que el desarrollo de armas nucleares por parte de Irán es "inaceptable" y que el país debe poner fin a su apoyo al terrorismo.

Por último ha recordado que ante esta situación hay que olvidarse de las posturas partidistas y unirse como país para solucionar el problema.  "La crisis es global y necesita una respuesta global". Y ha añadido "se necesitarán más medidas, las opciones serán difíciles...no será fácil ni rápido salir del agujero. Pero si trabajamos juntos, tendrá éxito".

Noticias Relacionadas