Viernes, 7 de Noviembre de 2008

Adelantar la vacuna contra la tos convulsa beneficia a los niños

Reuters ·07/11/2008 - 18:38h

Inmunizar a los niños contra la tos convulsa a las seis semanas de vida en lugar de los dos meses podría reducir significativamente la cantidad de casos anuales en Estados Unidos y prevenir complicaciones.

La tos convulsa, conocida clínicamente como pertusis, es una infección respiratoria altamente contagiosa que provoca ataques incontrolables de tos y falta de aliento.

Antes de que la vacuna estuviera disponible, la tos convulsa era una de las principales enfermedades infantiles, muchas veces fatal.

Para prevenirla, los niños reciben cinco dosis de la vacuna DTaP, que protege también de la difteria y el tétano. La primera dosis se aplica a los dos meses de vida.

"Las tasas de pertusis, que puede ser fatal en los bebes, están aumentando", declaró el autor principal del estudio, el doctor Timothy R. Peters, de la Escuela de Medicina de la Wake Forest University, en Winston-Salem, Carolina del Norte.

"La vacuna contra la pertusis demostró ser altamente efectiva para proteger a los niños contra la enfermedad y pequeños ajustes en el momento de su administración aumentarían esa defensa en los bebes muy pequeños y especialmente vulnerables a enfermedades graves", agregó.

El equipo utilizó datos publicados sobre las tasas de pertusis en Estados Unidos entre 1990 y 1999 para estimar las tasas de hospitalizaciones y mortalidad asociadas con la enfermedad en la población infantil en el 2004.

Luego, los autores estimaron el impacto de adelantar la primera dosis de la vacuna DTaP de los dos meses de edad a las seis semanas de vida.

Los investigadores calculan que se evitarían 1.236 casos de pertusis, 898 hospitalizaciones y siete muertes por año si se adelanta la vacuna DTaP.

Esto se traduce en un 9 por ciento menos de casos, un 9 por ciento menos de hospitalizaciones y un 6 por ciento menos de muertes asociadas con la pertusis entre los menores de tres meses de edad.

Si la segunda y la tercera dosis de DTaP se adelantaran dos semanas, el equipo estima que se podrían prevenir anualmente otros 923 casos de pertusis, 520 hospitalizaciones y dos muertes.

"Si bien dos semanas parecerían insignificantes, el cambio reduciría un 25 por ciento el tiempo durante el que los bebes de dos meses están desprotegidos de la pertusis", dijo Peters.

"Dado que la pertusis amenaza principalmente a los bebes muy pequeños, la vacunación más temprana reduciría significativamente la enfermedad grave en todo el país y sería un enfoque especialmente útil durante los brotes de pertusis", añadió el experto.

FUENTE: Pediatrics, noviembre del 2008

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad