Viernes, 7 de Noviembre de 2008

A Rouco Varela le hubiera gustado un referéndum sobre el matrimonio gay en España

Gays y Lesbianas opina que "el espíritu democrático debería entrar también en la Iglesia Católica"

·07/11/2008 - 18:10h

Rouco Varela. / Foto: Gabriel Pecot

El cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela, ha manifestado que "hubiera sido bueno" celebrar un referéndum antes de aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo, como ha sucedido en el estado norteamericano de California. Rouco Varela ha realizado estas declaraciones en el programa 'La Linterna' de la Cadena Cope, donde se ha referido también a la asignatura de Educación para la Ciudadanía. En su opinión los contenidos de esta asignatura no son compatibles con la Constitución.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (Felgtb) manifestó hoy que el "espíritu democrático" del cardenal Antonio María Rouco Varela, que se ha mostrado partidario de referendos como el que se ha celebrado en California sobre los matrimonios homosexuales, "debería tener cabida también en la Iglesia".

En su comunicado, la Felgtb propone a la jerarquía de la Iglesia Católica que escuche a la población, que "en su mayoría apoya el matrimonio entre parejas del mismo sexo, según los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas, y a la Iglesia de base".

"La Jerarquía Católica nunca ha destacado por el uso de la lógica"

Asimismo, añadió que la vía de los referéndums debería servir también para "votar medidas tales como qué relación debe existir entre Estado e Iglesia, ya que la actual es rechazada por la mayoría". Para Antonio Poveda, presidente de la Felgtb, "querer legitimar la discriminación a través de la votación de una medida abiertamente discriminatoria es querer reventar un sistema de derechos y libertades por lo que es difícil de entender que se quiera hacer uso de una mejora democrática para ello".

No obstante, el presidente de esta organización apostilló que "la Jerarquía Católica nunca ha destacado por el uso de la lógica".