Viernes, 7 de Noviembre de 2008

La Audiencia Nacional paraliza la apertura de las fosas de la Guerra Civil

Diez magistrados, entre ellos Gómez Bermúdez, consideran que las exhumaciones no son urgentes y podrían ser nulas. Otros cinco votan que identificar la víctima es clave en toda investigación

ÁNGELES VÁZQUEZ ·07/11/2008 - 15:41h


El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, se ha salido con la suya. Este viernes consiguió que el Pleno de la Sala de lo Penal paralice la apertura de fosas de víctimas de la Guerra Civil y del franquismo que había autorizado el juez Baltasar Garzón -en el auto en el que se declaraba competente para investigar estos crímenes-. La decisión de alguna manera anticipa el futuro que le espera a la primera causa penal abierta por lo ocurrido hace 70 años.

Pese a que en todos sus escritos la Fiscalía defendía el derecho de las víctimas a recuperar los cadáveres de sus seres queridos, este viernes elevó a la Sala de lo Penal un escrito de ampliación del incidente de competencia que planteó contra Garzón. En él alega que el juez "no puede practicar más diligencias que aquellas que sean necesarias para comprobar el delito o de reconocida urgencia". "Parece obvio que todas las diligencias acordadas no revisten ese carácter", añadía el Ministerio Público.

Con esta coletilla, el fiscal se refería a las diligencias acordadas por el juez Santiago Pedraz -en sustitución de Garzón, de baja por enfermedad-, conocidas el jueves. Todas ellas autorizan aperturas de fosas, como la del poeta Federico García Lorca o un columbario del Valle de los Caídos, o bien concretan la forma de hacerlo.

Pleno extraordinario

La iniciativa fiscal provocó que la Sala de lo Penal se reuniera de urgencia en un pleno extraordinario. Diez magistrados, entre ellos, el presidente de la Sala de lo Penal, Javier Gómez Bermúdez, decidieron requerir a Garzón "para que paralice todas las actuaciones acordadas a excepción de las que, de no realizarse ya, causen un perjuicio irreparable al fin de la investigación". Por si había alguna duda, a continuación mencionan expresamente "las tendentes a la exhumación de cadáveres" en tanto no se resuelva si el juez es competente o no para investigar los hechos.

La mayoría argumenta en un auto -que se hará público el lunes- que de no hacerse así, si finalmente se declara que Garzón no puede investigar los crímenes del franquismo, todo lo realizado en el sumario podría ser declarado nulo. Señala que la apertura de estas fosas no es urgente.

Los cinco magistrados discrepantes, Ramón Sáez Valcárcel, Javier Martínez Lázaro, Manuela Fernández Prado, Teresa Palacios y Ángeles Barreiro, sostienen en su voto particular que no hay nada más necesario "para la averiguación del delito" que la identificación de las víctimas, por lo que las exhumaciones no deben ser paralizadas.

Noticias Relacionadas