Jueves, 6 de Noviembre de 2008

Ninguna Comunidad Autónoma cumple el Protocolo de Kioto

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE ·06/11/2008 - 21:14h

. - Gráfico

El Protocolo de Kioto sólo permite a España aumentar un 15% sus emisiones de gases de efecto invernadero a partir de este año hasta 2012, respecto a 1990. Sin embargo, no sólo el conjunto del país supera con creces esta cifra (un 52,3%) sino que ninguna comunidad autónoma está en el 15% permitido ni por debajo de él. Según el Informe de emisiones de gases de efecto invernadero 2007 por comunidades autónomas, presentado hoy por CCOO, todas las comunidaes aumentaron sus emisiones por encima de lo máximo permitido.

Entre los mayores incrementos destaca La Rioja, con un 128% más en 2007 respecto a 1990, debido a la entrada en funcionamiento de la central de ciclo combinado de Arrúbal (Arrabal), que emite 1,4 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) anuales, lo que supone el 34% de las emisiones de La Rioja.

De hecho, la industria de cada zona determina su nivel de emisiones de CO2. Así, comunidades autónomas productoras de energía, con centrales térmicas de carbón, ciclo combinado, refinerías de petróleo, siderurgias, o con fábricas de cemento, cal o papel son las más contaminantes. Mientras, las consumidoras de energía procedentes de otras regiones no computan como contaminantes. De esta forma, por su tejido industrial, hay comunidades como Castilla y León, con el 9,9% de las emisiones totales, Galicia (8,1%), Asturias (7,5%) y Comunidad Valenciana (7,5%) que tienen mayor peso en la generación de emisiones que Madrid (6,4%), a pesar de que ésta es la segunda comunidad en número de habitantes, después de Andalucía.

En el total de las emisiones de España, el 36% está causado por sólo 120 industrias. La que más contribuye es la central térmica de carbón de As Pontes (8,9 millones de toneladas de CO2), seguida de la térmica asturiana de Hidrocantábrico, Aboño (7,8).

En las regiones con más población, las emisiones difusas (correspondientes al sector del transporte y a la vivienda) tienen mayor peso. Así, Catalunya acapara el 14,6% del total de estas emisiones, lo que se corresponde con el 15,9% de su población en el conjunto de España; Andalucía alcanza el 13,5% de los gases de estos sectores (17,8% de población) y Madrid, el 9,9% de las emisiones (10,8% de habitantes).

Los datos desglosados indican que el cumplimiento del Protocolo de Kioto no es responsabilidad exclusiva del Gobierno, ya que las comunidades tienen competencias en urbanismo, movilidad u opciones energéticas, que son determinantes en la emisión de CO2, explicó el coordinador de Medio Ambiente de CCOO, Fernando Rodrigo.

La producción eléctrica y el cemento

El nivel de desarrollo influye en las emisiones de cada comunidad. Baleares, Canarias, Cantabria, Catalunya, Comunidad Valenciana, Madrid y País Vasco emiten menos que su contribución al PIB, ya que no tienen industrias muy contaminantes.

El sector eléctrico sigue siendo el mayor contribuyente a las emisiones totales. Sólo las 19 centrales térmicas de carbón suponen el 15,7% del total, con 69 millones de toneladas. Las cementeras emitieron el año pasado 27 millones y las refinerías de petróleo 15 millones.

Noticias Relacionadas