Jueves, 6 de Noviembre de 2008

La familia de Lorca verá la exhumación del poeta

El juzgado asegura que garantizará la privacidad y la dignidad de las víctimas y sus familiares

DIEGO BARCALA ·06/11/2008 - 14:45h

El poeta Federico García Lorca, en una imagen de archivo. EFE

Los herederos de Federico García Lorca quieren ver con sus ojos lo que se haga con los restos del poeta. Tratan de evitar que la recuperación de los huesos desate un espectáculo mediático y no se fían de la privacidad de la exhumación. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, en sustitución de Baltasar Garzón -de baja por una operación de laringe-, autorizó esta semana a la familia a asistir a los trabajos forenses.

Los expertos encargados del estudio de la fosa calculan que se abrirá en dos semanas. La providencia de Pedraz afirma que se adoptarán las medidas que aseguren "la privacidad y la dignidad de las víctimas y de sus familiares".

El proceso continúa de momento en el Juzgado de Instrucción Decano de Granada. Los arqueólogos y forenses han enviado a ese juzgado los informes sobre las condiciones del terreno donde se encuentra la fosa y los documentos históricos que orientan sobre su ubicación. "Ahora tienen que enviarse a Madrid y volver a Granada con la orden judicial de apertura. Calculo que en 15 días ya habrá fecha", asegura el periodista Francisco Vigueras, autor de Los
enterrados junto a Lorca.

El antropólogo forense encargado de analizar los restos que se encuentren, Miguel Botella, tiene estudiado el método de trabajo para garantizar la privacidad de los trabajos. Se actuará bajo una carpa de 2.000 metros cuadrados, con la dificultad de que algunos de los puntos donde se cree que está enterrado Lorca junto a un maestro y dos banderilleros tiene mucha pendiente.

Botella explica qué tipo de imágenes podrán obtenerse: "Se trabajará con intimidad, pero las fotos se harán públicas, sin exclusivas, facilitaremos las imágenes a todos día tras día". Esos aspectos son los que preocupan a los herederos de Lorca, que no tienen contacto con aquellos que elaboran los informes entregados en el juzgado de Granada.

El proceso sigue

La orden de Pedraz garantiza que el proceso abierto por Garzón contra los crímenes del franquismo continúa, a pesar de la convalencencia del instructor inicial y de que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional no ha declarado aun si este tribunal es competente para abrir ese caso.
El comité de expertos designado entre los denunciantes y el propio Garzón ya ha comenzado a trabajar. Su primera tarea está siendo la digitalización de la documentación acumulada por los denunciantes.

El equipo de la policía judicial que deberá investigar en los archivos también ha comenzado su labor. "Esperamos poder acceder a muchos lugares que hasta ahora han estado vetados a la investigación", asegura el médico experto en exhumaciones Manuel Escarda.

Por otro lado, se están impulsando los trabajos de búsqueda, exhumación de restos e identificación de cuerpos de las fosas solicitadas por los denunciantes. Muchas de esas fosas ya han sido localizadas y se encuentran abiertas, pero otras, como en el Valle de los Caídos, han sido auténticos cotos privados para los familiares de las víctimas.

La providencia dictada ayer por Pedraz autorizó a abrir la caja individual 10.672 situada en la Basílica del Valle de los Caídos. Son los restos del padre de Fausto Canales, trasladado sin el consentimiento familiar en 1968 desde una fosa de Valladolid.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad