Jueves, 6 de Noviembre de 2008

Los tutsis se saltan su propio alto el fuego en Congo

Naciones Unidas denuncia que siguen avanzando por el este

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·06/11/2008 - 12:12h

Los insurgentes congoleños tutsis han capturado en sus nuevos avances poblaciones del este del país, y persiguen extender el territorio que controlan en la provincia de Kivu del Norte, dijo el jueves un portavoz militar de las Naciones Unidas.

"Han tomado Nyanzale y Kikuku, rompiendo con ello su propio alto el fuego. Ahora está claro que están intentando tener un territorio completamente bajo su control", dijo a Reuters el teniente coronel, Jean-Paul Dietrich, de la misión de paz de la ONU en la República Democrática del Congo (MONUC).

Según la agencia EFE, ese sería el caso de Kiwanja, una localidad de alrededor de 12.000 habitantes, que se encontraba hoy desierta debido a los combates. Toda su población había huido hacia Rutshuru, la ciudad más cercana, por cuya carretera aún caminan hoy cientos de personas que tratan de alcanzar un lugar seguro.

Un vecino de la localidad, Jean Paul Kitaki, señaló que la violencia se inició el martes, "cuando vinieron los mai-mai, robaron y dispararon, y luego vinieron los rebeldes, y también robaron y dispararon. Todos cometen asesinatos".

Campos de refugiados desalojados

En una reunión en el centro de la localidad, "el capitán Idriss" trató de convencer a varios vecinos de que la situación ya está calmada y pueden regresar a la localidad, pero Kitaki indicó que "la gente no se fía de ninguno y no quiere volver". Hoy, dos vehículos blindados de la ONU, que tiene una de sus bases en las afueras de Kiwanja, patrullaban las calles de la población, cuyas casas se encuentran desiertas y en cuyas calles se ven sólo guerrilleros del CNDP.

En Rutshuru, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados ha señalado que los campos de desplazados situados en los alrededores de la ciudad también fueron desalojados por los rebeldes del CNDP, que destruyeron sus instalaciones, por lo que hay decenas de mies de personas vagando en la región en situación desesperada.