Jueves, 6 de Noviembre de 2008

Perros con tirón y ladrones con olfato

El negocio de los animales de raza agudiza el ingenio de los robos, que apenas son denunciados

 

OLIVIA CARBALLAR ·06/11/2008 - 08:00h

Laura León - Los robos de perros a particulares por el procedimiento del tirón no son extraños en algunas ciudades, como Sevilla.

En una tienda de animales ubicada en un centro Carrefour de Sevilla queda un perro. "Shih tzu. 490 euros", reza un cartel. Casi estático, el shih tzu clava la vista en la dependienta desde la urna, que limpia el cristal sin mirar al cliente.

"La semana que viene entran más, los yorkshires salen por 700 ó 750 [euros], están más cotizados", aclara la chica. Lo saben los dueños de perros de raza y mejor aún los ladrones, que han aguzado el ingenio tras comprobar que la venta de animales vip es un negocio fácil y rentable.

El tirón de perro en moto, inspirado en el de bolso de toda la vida, es la nueva modalidad de robo en auge. "Mi marido, como todas las mañanas, sacó a pasear a Chispi. De repente, un chico se bajó de la moto, lo empujó contra una valla, cogió la perrita y huyó con otro chico, que le estaba esperando con la moto en marcha; estoy segura de que a mi marido lo tenían vigilado", cuenta Carmen Rubiales, que denunció el robo relatado en una comisaría de Sevilla.

A ella, hace 11 años, le costó la madre de su yorkshire 300 euros. La compró en Barcelona. "Siempre me han dicho cuando salgo a pasearlas que me dan lo que yo quiera por ellas, son como unos juguetitos, muy golosas", asegura. Dos días después del robo de Chispi, se repitió la escena con otro yorkshire, "más cachorrito", en el mismo barrio.

La Policía Nacional, que registra casos aislados, descarta que haya una incidencia masiva de este tipo. "Es muy difícil probar si se trata de una pérdida o de una sustracción", afirma un portavoz. Pero no son casos aislados. Dos jóvenes fueron detenidos en Badajoz el pasado mayo como presuntos autores del robo de otro yorkshire, también por el procedimiento del tirón en moto. En este caso, la dueña recuperó al perro.

Carmen sigue esperando noticias del suyo: "Tiene un bultito en la mama y no tiene rabito, por si alguien lo ve, aunque es difícil, porque son animales muy caros...".

Falta de denuncias

En Internet, no obstante, los hay más baratos: "Vendo york-shires a 360 [euros], muy bonitos, aún no tienen el mes", dice una página de anuncios. Detrás de ellos, a veces, hay perros robados, según las asociaciones y protectoras, que atribuyen el problema, simplemente, a que no se denuncia.

"Ningún policía se va a poner a buscar tu perro"

"Ir a la comisaría no sirve de nada, ningún policía se va a poner a buscar tu perro, así que pasas varias horas de tu vida rellenando un papel que va a ir directamente a la basura", lamenta Matilde Figueroa, portavoz de la Fundación Altarriba, dedicada a la lucha contra el maltrato de los animales.

Isabel Rodríguez, secretaria de la asociación Arca de Nóe, en Sevilla, añade algo más: "No se denuncia porque la gente no sabe qué tiene que hacer; en esta sociedad no hay ninguna concienciación con el tema de los animales, es un problema de educación, y con la crisis, encima, este asunto ha pasado a la cola de la cola, mucho más en Andalucía; aquí hay casos de maltrato verdaderamente espeluznantes, una vergüenza". Otra modalidad de robo, con bastante éxito, es el uso de hembras en celo, según la Fundación Altarriba.

"Los ladrones, según el sitio, usan un método u otro; en parques o lugares amplios, donde los perros van sueltos, suelen utilizar la técnica de hembras en celo; los machos acuden a la hembra y son cazados, a veces con un lazo, cuando desaparecen de la vista del dueño. Una furgoneta les espera", explica Figueroa.

Mercado negro

Ángeles Gutiérrez recuperó a su yorkshire ya dentro del vehículo. "Mi hija y yo estábamos tomando una copa el día de Reyes y la perra se asustó con los petardos; unos chicos aprovecharon para cogerla y meterla en una furgoneta", explica esta vecina de Sevilla. Gracias al portero de otro local, testigo del robo, Ángeles convenció a los ladrones para que se la devolvieran: "Esta perra es muy cara, me dijeron, pero hoy, afortunadamente, la tengo aquí".

Muchos de los perros robados se destinan a la venta o la cría de cachorros para el mercado negro, pero las asociaciones denuncian otros usos más sangrantes, como las peleas o la industria textil: "Son mafias diversificadas, que mercadean con los animales, con la prostitución o con las drogas", afirman. ¿Cuál es la raza más cotizada? "Les sirven todas, pero ahora están más de moda los yorkshires y los bulldogs franceses".

La picaresca llega incluso a las tiendas: "Cachorro de raza bulldog francés desaparecido de la tienda de su propietario en Dos Hermanas, Sevilla", denuncia otra página en Internet. Con mucho olfato y en sus propias narices.