Jueves, 6 de Noviembre de 2008

Carrillo asegura que hizo todo lo posible para evitar la tragedia de Paracuellos

El ex secretario general del PCE ocupaba entonces el cargo de consejero de Orden Público de la junta que asumió la defensa de Madrid en 1936 

PÚBLICO.ES / EFE ·06/11/2008 - 07:31h

EFE - Santiago Carrillo, ex secretario del PCE.

El ex secretario general del PCE, Santiago Carrillo, ha señalado hoy que hizo todo lo que era posible para evitar la tragedia de Paracuellos como consejero de Orden Público de la junta que asumió la defensa de Madrid en 1936.

Así lo ha indicado en un texto que ha remitido con motivo de la presentación del libro Morir en Paracuellos (Sepha), de Julián Delgado, cuyo padre fue fusilado en esta matanza en noviembre de 1936.

Grupos incontrolados 

En el escrito, Carrillo, quien ha excusado su presencia en este acto por tener que trasladarse a Barcelona para presentar su último libro, ha explicado que "entonces" siguió una línea de conducta de la República, que sólo condenó a algunos generales cabeza de la rebelión, mientras que Franco fusiló de forma implacable a todos los militares que se negaron a secundar la rebelión, entre ellos a quince generales y a un primo carnal suyo. 

Franco fusiló de forma implacable a todos los militares

Ha explicado que la matanza de Paracuellos se produjo cuando un convoy de militares prisioneros que eran sacados fuera del territorio de jurisdicción de la junta de defensa fue "asaltado" por "grupos incontrolados que abundaban en los alrededores de Madrid".

El ex dirigente del PCE ha destacado la "generosidad" del autor de Morir en Paracuellos cuando le mostró su voluntad de "reconciliación" en los primeros días de la Transición, "sobreponiéndose a la injusta muerte de su padre".

Espíritu de reconciliación 

Carrillo ha considerado este acto como "una contribución al mantenimiento del espíritu de reconciliación entre los españoles que culminó en la Transición".

En su intervención, Delgado ha criticado la investigación de las desapariciones durante la Guerra Civil y la dictadura franquista impulsada por el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, por considerarla "impropia" e "inoportuna".

Ha hecho un llamamiento a la "reconciliación" de todos los grupos que participaron en la Guerra Civil para "dejar zanjado el asunto, salvar la convivencia democrática y aprender de la historia para no repetir errores".

Noticias Relacionadas