Miércoles, 5 de Noviembre de 2008

Ordóñez avisa a la banca de que la morosidad se duplicará

El Banco de España dice que el fondo de insolvencias sólo cubre una tasa del 4%.

FERNANDO SAIZ ·05/11/2008 - 21:53h

EFE - Miguel Ángel Fernández, gobernador del Banco de España.

El Banco de España envió este miércoles señales de advertencia a la banca española sobre el posible impacto del incremento de la tasa de morosidad en su cuenta de resultados. En su último Informe de Estabilidad Financiera, publicado ayer, la entidad que dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez, asegura que la morosidad, que se ha disparado desde principios de año, "seguirá aumentado en los próximos trimestres".

Aunque el estudio no hace proyecciones concretas de hasta dónde llegará la tasa de morosidad, sí apunta indirectamente que, como mínimo, se duplicará. El Banco de España estima que la tasa de cobertura de los créditos dudosos (es decir, el índice de las provisiones ya realizadas sobre el total de los préstamos potencialmente impagados), ahora situada en torno al 100%, "tenderá a converger" hacia el 50%, que es el promedio de otros países occidentales, sin mencionar plazo.

Esto significa que la tasa de morosidad, que en septiembre se situó para el conjunto de las entidades de depósito en el 1,82% (el 2,54% si sólo se contabilizan familias y empresas), puede llegar a alcanzar fácilmente el entorno del 4%.

Curiosamente, esa es también la tasa de morosidad que el informe considera que puede ser soportada por el actual fondo de cobertura de créditos dudosos. A partir del 4%, el fondo de insolvencias se agotará y el sistema financiero español tendrá que tirar de sus beneficios ordinarios para tapar el agujero de los morosos.

Pese al tono de advertencia que rezuma el estudio, el diagnóstico del Banco de España sobre la situación del sistema financiero nacional no es pesimista. El informe subraya las fortalezas de la banca española y cree que, en un escenario internacional complejo, está bien situada para superar la crisis financiera.

Pero, al mismo tiempo, la entidad alerta de los riesgos inherentes a la actual coyuntura económica (además de la morosidad, la debilidad económica y la sequía de liquidez, entre otros factores) y apremia a las entidades financieras a reaccionar. Según el estudio, es necesario que la banca se dedique reducir sus costes. Esa es la manera de amortiguar "el impacto sobre sus resultados del saneamiento de los activos dudosos y del menor ritmo de expansión de la actividad bancaria".

El Banco de España también lanza en el estudio una advertencia sobre los planes de rescate de los sistemas bancarios europeos, que en su opinión no deben ser usados por entidades "que aparentemente no experimentan problemas de solvencia" para evitar efectos perversos sobre la competencia del mercado.

Una sutil llamada a las fusiones

Los resultados del sistema bancario están en riesgo

La morosidad y, en general, el complicado escenario financiero, pueden afectar seriamente a los beneficios del sector.

Hay margen para reducir los costes de las entidades

En esta situación de dificultad, las entidades deben hacer mayores esfuerzos para recortar sus costes operativos.

Las fusiones facilitan las economías de escala

La reducción de costes puede hacerse racionalizando la operativa o aprovechando “las economías de escala que puedan surgir de eventuales procesos de consolidación bancaria”.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad