Miércoles, 5 de Noviembre de 2008

"Que se enteren: nos echan"

Más de 10.000 personas han asistido a la marcha organizada por UGT y CCOO en el centro de Barcelona para protestar por los despidos

G. AYUSO / L. DEL POZO ·05/11/2008 - 20:45h


Miles de personas se manifiestan en Barcelona. EFE
Los bocinas no paraban y los gritos de los trabajadores explotaban en consignas: hay que hacer ruido, que la gente se entre: "nos echan". Entre 10.000 y 40.000 personas, según cifró la Guardia Urbana y lso sindicatos, respectivamente, han asistido a la marcha organizada por UGT y CCOO en el centro de Barcelona, bajo el lema "En defensa de la ocupación y la industria". La numerosa asistencia puso en evidencia que cada vez son más las empresas donde hay despidos.

Estaban casi todos: trabajadores de Nissan, Seat, Roca, Pirelli, Estampaciones Sabadell, Frigo, Astor y muchos más. Un nuevo dato negativo precedió la marcha: los expedientes de regulación de empleo (ERE) han aumentado en Catalunya un 60% en el último año debido a la crisis. Arropados por los asistentes a la manifestación, UGT, CC OO y USOC exigieron al Gobierno central que ponga en práctica de forma urgente las medidas aprobadas para reactivar la economía.

Los sindicatos denunciaron que hay empresas que están aprovechando el ambiente social de crisis para realizar ajustes de plantilla no justificados, en referencia a Nissan. En un manifiesto conjunto pidieron mayor "contundencia política" frente a este tipo de expedientes, que en su opinión deben ser rechazados si no van acompañados de un plan industrial de futuro.

"Estamos aquí para exigir a los gobiernos políticas coordinadas y acciones claras", proclamó el secretario general de CCOO, Joan Coscubiela, que afirmó que "el capitalismo se está convirtiendo en canibalismo", al dejar actuar "a todos contra todos".

Otras peticiones fueron que los recursos públicos a disposición de las entidades financieras lleguen a las empresas y que se conozcan los nombres de aquellas que se beneficien de las ayudas del Estado. En favor de la actividad económica, reclamaron a las administraciones "un plan de choque" para cancelar las deudas que mantienen con las empresas .

No es nuestra crisis

"En Nissan el ambiente es una olla a presión, nos pasamos el día jugando a la play o pintando lo pintado", explicó José Antonio, mientras se fumaba un cigarro de un aroma algo rancio en medio de la multitud. Un grupo de Nissan con un ataúd de cartón a mano alzada cantaba consignas contra la empresa. El ambiente era festivo. Aunque la mayoría de los asistentes acarreaba junto a la pancarta un drama.


"Es viable. Soluciones para 240 familias. ¡Ya!", rezaban los carteles que a modo de hombre-anuncio llevaban los trabajadores de Aconda Paper. "La empresa no tiene dinero, venimos a ver si nos pueden ayudar. Tenemos pedidos, tenemos de todo pero hace un mes que no trabajamos", explicó Loli, que acudió desde Flaçà, en la provincia de Girona.


Junto a los trabajadores amenazados por despido, había quien ya poco podía hacer por salvar el puesto. "Simplemente estamos aquí para apoyar a nuestros compañeros", explicó José Antonio, que hace unos días firmó el ERE que presentó su empresa. José Antonio tiene 42 años. "¿Y ahora qué? Ahora a hacer el Full Monty en la cola del paro. No hay más".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad