Miércoles, 5 de Noviembre de 2008

Portugal aprueba la nacionalización del BPN

El Parlamento luso aprueba, en una sesión convulsa, la iniciativa del gobierno

EFE ·05/11/2008 - 16:47h

El Parlamento luso aprobó hoy, sólo con los votos de la mayoría socialista, la nacionalización del Banco Portugués de Negocios (BPN), en una agitada sesión en la que la oposición criticó las implicaciones "políticas" del caso.

La decisión de nacionalizar una de las instituciones menores de la banca portuguesa fue anunciada el domingo pasado por el Gobierno , que argumentó la existencia de pérdidas irregulares acumuladas por la entidad por unos 700 millones de euros.

La izquierda parlamentaria señaló hoy al BPN como una institución ligada a políticos del principal partido de la oposición, el Social Demócrata (PSD, centro-derecha), cuyos representantes acusaron por su parte al Gobierno de fallar en los mecanismos de regulación y errar en la decisión de nacionalizar el banco.

Durante un tenso debate parlamentario el líder del PSD, Paulo Rangel, reiteró sus criticas al Ejecutivo socialista por "precipitarse" a nacionalizar el banco e intentar "esconder" fallos de las autoridades económicas en la fiscalización de la entidad.

El ministro de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, aludió a los "intereses" que la oposición intenta proteger, recordó que la crisis de la entidad era culpa de sus gestores y no de los reguladores y justificó la nacionalización "imperiosa" para estabilizar el sistema financiero y garantizar los depósitos.

En el mismo debate, el Bloque de Izquierda y el Partido Comunista se mostraron en cambio preocupados porque el Estado salve con dinero de los contribuyentes un banco en crisis por presuntas acciones irregulares de sus accionistas y administradores, para los que pidieron acciones ejemplares.

La crisis del BPN, que el Gobierno ha insistido en deslindar de los actuales problemas financieros internacionales, estalló a raíz de la operaciones irregulares detectadas por la autoridad financiera en una filial, el Banco Insular de Cabo Verde, comprada en 2002.

El BPN finalizó 2007 con unos activos líquidos de 8.025 millones de euros y cerca de 230.000 clientes en su red de 213 sucursales, algunas de ellas en Francia. Además posee el 80 por ciento del BPN Brasil Banco Múltiplo, con sede en Sao Paulo, cuyos directivos han asegurado a la prensa lusa que se trata de una entidad saneada y sujeta a las regulaciones brasileñas.