Martes, 4 de Noviembre de 2008

La desalineación ocular elevaría el riesgo de enfermedad mental

Reuters ·04/11/2008 - 17:49h

Un nuevo estudio sugiere que los niños con estrabismo divergente o "exotrópico", un defecto visual en el que los ojos están desalineados y desviados hacia afuera, tendrían alto riesgo de desarrollar enfermedad mental en la juventud.

En cambio, los chicos con estrabismo "endotrópico", en el que los ejes oculares están torcidos hacia adentro, no tendrían ese riesgo, publicó la revista Pediatrics.

Al estrabismo se lo llama popularmente "ojos cruzados" y quienes lo padecen tienen uno o ambos ojos torcidos hacia adentro, afuera, arriba o abajo. Aún se desconoce la causa exacta de esa desalineación.

Para el estudio, el equipo del doctor Brian G. Mohney, de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, revisó las historias clínicas de 407 pacientes con estrabismo infantil y de 407 "controles" del condado de Olmsted, en Minnesota.

Durante el seguimiento hasta los 17,4 años de edad, al 41,3 por ciento de los pacientes con estrabismo y al 30,7 por ciento de los "controles" se les diagnosticó una enfermedad mental.

Otros análisis de los datos demostraron que los niños con estrabismo exotrópico eran 3,1 veces más propensos a desarrollar una enfermedad mental que sus pares sin estrabismo hasta los 20,3 años de edad.

Los niños con estrabismo endotrópico no fueron más propensos que el grupo de control a desarrollar enfermedad mental.

"Se desconoce por qué la exotropía estaría asociada con la aparición de una enfermedad mental en la juventud", indicó el equipo. "El desvío ocular tendría efectos similares sobre las personas con estrabismo, sea exotrópico o endotrópico", añadió.

Para los autores, "la herencia sería la causa más probable de la relación entre la exotropía y la enfermedad mental".

FUENTE: Pediatrics, noviembre del 2008

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad