Martes, 4 de Noviembre de 2008

El pescado ayudaría a prevenir problemas renales en diabéticos

Reuters ·04/11/2008 - 15:06h

Por Megan Rauscher

En los adultos con diabetes, el consumo de pescado dos veces a la semana puede ayudar a prevenir la enfermedad renal, que es una de las complicaciones más graves de la condición metabólica, revelaron investigadores británicos.

El equipo de la doctora Amanda Adler, del Hospital de Addenbrooke en Cambridge, estudió las dietas de más de 22.000 varones y mujeres de mediana edad y adultos mayores, de los cuales 517 tenían diabetes, principalmente de tipo 2.

Los expertos hallaron que las personas con diabetes que declaraban consumir pescado más de una vez por semana tenían una probabilidad considerablemente menor de presentar proteína en la orina, un signo temprano de enfermedad renal.

La enfermedad, conocida médicamente como macroalbuminuria, "puede presagiar un daño renal peor y aumentar el riesgo incluso de desarrollar ataques cardíacos", dijo Adler a Reuters Health.

Un poco más del 8 por ciento de los participantes que tenían diabetes presentaban macroalbuminuria frente a menos del 1 por ciento de los que no sufrían diabetes.

En tanto, un 18 por ciento de los diabéticos que no consumía pescado regularmente (menos de una vez por semana) tenía macroalbuminuria, en comparación con sólo un 4 por ciento de los diabéticos que comían pescado más de una vez a la semana.

"Eso indica, entonces, que consumir pescado puede prevenir ese signo temprano de problemas renales, que los pacientes con diabetes corren más riesgo de desarrollar", dijo Adler.

El estudio fue publicado en la edición de noviembre de American Journal of Kidney Diseases, la revista oficial de la Fundación Nacional Renal.

La investigadora Chee-Tin Christine Lee dijo a Reuters Health: "Es posible que el aceite de pescado mejore los perfiles lipídicos sanguíneos y disminuya el riesgo de enfermedad renal.

Según la experta, podría ser que fuesen otros componentes del pescado, como la proteína o los micronutrientes, los protectores contra la enfermedad renal diabética.

"Sin embargo, también es posible que las personas que consumen pescado frecuentemente tengan otros factores de estilo de vida, de los que nosotros no hemos podido dar cuenta", añadió.

La investigación no pudo dar una respuesta a si una clase de pescado era mejor que otra. "Es posible que futuros estudios puedan investigar esa pregunta", finalizó Adler.

FUENTE: American Journal of Kidney Diseases, noviembre del 2008