Martes, 4 de Noviembre de 2008

Argelia aborta dos atentados de Al Qaeda en los aeropuertos de Argel y Hasi Mesaud

Junto a el aeropuerto de Hasi Mesaud, localidad del sur argelino, se encuentra uno de los mayores yacimientos petrolíferos del país, explotado por compañías internacionales

EFE ·04/11/2008 - 15:26h

Las fuerzas de seguridad argelinas han abortado hoy dos atentados terroristas contra los aeropuertos de Argel y de Hasi Mesaud, localidad del sur argelino donde se encuentra uno de los mayores yacimientos petrolíferos del país explotado por compañías internacionales, según ha informado hoy el diario "El Khabar".

Gracias a informaciones procedentes de una de sus células en Europa, los servicios de seguridad argelinos consiguieron detectar el plan -que pretendía llevar a cabo la organización terrorista Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI)-. Tal y como afirma el rotativo, que no detalla si se han producido detenciones relacionadas con este caso.

 AQMI tenía previsto perpetrar ambos atentados de forma simultánea para darle un mayor efecto propagandístico a la acción, indica "El Khabar".

En el aeropuerto internacional Huari Bumedian de Argel los terroristas pretendían hacer estallar un coche cargado de explosivos, mientras que en el de Hasi Mesaud habían preparado el  secuestro de un avión.

A raíz del descubrimiento de esta tentativa, el Gobierno argelino ha decidido reforzar la seguridad en todos los aeropuertos del país y poner la gestión de la misma bajo mando militar.

El aeropuerto de Argel, objetivo terrorista

El 26 de agosto de 1992 una bomba colocada en el aeropuerto de Argel causó nueve muertos y 128 heridos.

El 24 de diciembre de 1994 un comando del Grupo Islámico Armado (GIA) -conocido por sus brutales atentados durante la década negra de los años noventa del siglo XX- secuestró un Airbus de la compañía francesa "Air France" con 170 pasajeros a bordo.

Después de dos días de negociaciones, los cuatro miembros del comando asesinaron a tres pasajeros y ordenaron a la tripulación que despegara en dirección a Marsella, donde la nave fue asaltada por un comando de élite de la gendarmería francesa, que acabó con la vida de los terroristas.

El aeropuerto de Argel cuenta con 220 cámaras de vigilancia por vídeo y los pasajeros se someten a tres controles personales antes de ser autorizados a embarcar.