Martes, 4 de Noviembre de 2008

Limones, aceite de girasol y harina de trigo, los productos que más suben

Los incrementos oscilaron entre el 22,94% y el 41,53%

EUROPA PRESS ·04/11/2008 - 13:28h

Los limones, el aceite de girasol y la harina de trigo fueron los alimentos que más se encarecieron en octubre respecto al mismo mes del año anterior, con incrementos que oscilaron entre el 22,94% y el 41,53%, según el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Concretamente, los limones lideraron la lista de alimentos que subieron, con un aumento del 41,53%, seguido del aceite de girasol, que subió un 29,31% en el último año, y la harina de trigo (+22,94%).

Otros alimentos frescos que registraron alzas significativas en el décimo mes del año, además de los limones, fueron el conejo de granja (+8,47%) y las acelgas (+8,39%), seguidos del cordero (+6,98%), las naranjas (+5,36) y las chirlas (+5,19%). Por el contrario, se abarató el precio del jurel, que cayó un 3,03%, las anchoas o boquerones (-1,97%), los mejillones (-1,44%) y las cebollas (-1,35%).

Si se compara el precio de octubre respecto al mes anterior, los productos frescos que más subieron fueron los plátanos (+7,34%), los tomates para ensalada (+4,34%) y el conejo de granja (+3,65%), mientras que registraron descensos las anchoas o boquerones (-5,72%), las chirlas (-3,21%), las sardinas (-2,91%), las manzanas (-2,88%) y las judías verdes (-2,64%).

En cuanto a los productos envasados, además del incremento del aceite de girasol y la harina de trigo, en términos interanuales también experimentaron subidas significativas los espaguetis (+17,96%), el arroz (+14,29), la bollería (+11,17%), el pan de molde (+10,96%) y el tomate natural (+10,93%).

El azúcar endulza los datos 

Los dos únicos productos envasados que abarataron su precio en octubre respecto al mismo mes de 2007 fueron el aceite de oliva de acidez 0,4º, con una bajada del 2,03%, y el azúcar (-1,12%).

En tasas mensuales, el departamento que dirige Miguel Sebastián destacó la estabilidad en los precios de los productos envasados, con subidas y bajadas que, en ningún caso, llegan al 1%.