Lunes, 3 de Noviembre de 2008

Bruselas alarga la travesía del desierto de España

La Comisión cree que la recesión durará tres trimestres y que en 2010 el paro llegará al 15,5%

DANIEL BASTEIRO ·03/11/2008 - 21:37h

La Comisión Europea augura para España una crisis más larga de lo inicialmente esperado. Según las previsiones económicas presentadas ayer por el comisario Joaquín Almunia, la travesía del desierto española durará hasta 2010, cuando el crecimiento aumentará de nuevo un 0,5% tras un 2009 en el que la economía española se contraerá un 0,2%. La recesión durará, de acuerdo con estas estimaciones, tres trimestres : la segunda mitad de 2008 y el primer trimestre de 2009.


Sin embargo, será en 2010 cuando se note una de las peores consecuencias de la crisis económica. El paro alcanzará entonces una cota del 15,5% de la población activa, según las previsiones de Bruselas. El dato es con diferencia el peor de la zona del euro, ya que supera en seis puntos a Eslovaquia, el segundo país con más desempleados en 2010 (9,6%) y casi duplica a la media de la UE, que se sitúa en el 8,1%. Para ese mismo año, la Comisión prevé un déficit público en España del 3,2% del PIB, dos décimas por encima del límite establecido por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que ahora Bruselas promete aplicar con flexibilidad teniendo en cuenta "las circunstancias extremadamente complejas", según Almunia. "El horizonte es muy oscuro", reconoció el comisario español, que añadió como causas de las malas previsiones para España el ajuste del sector de la construcción y el déficit por cuenta corriente.


El vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, restó importancia a las previsiones de la Comisión argumentando que 2010 es un horizonte muy lejano y el panorama puede cambiar a mejor tan rápido como se deterioró. "Las previsiones no toman en consideración la evolución de tipos o algún otro dato positivo como la evolución del precio del petróleo", aseguró en Bruselas a su entrada en la reunión del Eurogrupo. Precisamente la caída del precio de las materias primas permite a Bruselas fijar la previsión de inflación en un 2,1% para 2009 y en un 2,8% para 2010, lejos del techo del 4,2% previsto para este año.


Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recordó que las previsiones de la Comisión han sido ligeramente peores en los últimos años con respecto a la evolución de la economía española.


Reformas
Para la Comisión, es el momento para que los Estados se afanen en controlar el empleo y emprendan reformas que vuelvan a colocar a Europa en la senda del crecimiento. Pero, con las previsiones en la mano, Almunia se mostró pesimista por el tamaño de la crisis. "Nadie tiene experiencia en un contexto como este: la crisis más grave que hemos conocido en nuestras vidas".


Junto a España, grandes países como Alemania, Francia, Reino Unido o Italia entrarán en recesión a finales de año, lo que confirma el alcance global de la crisis. El crecimiento económico se estancará en toda la eurozona, con un aumento del PIB en 2009 de un 0,1% que remontará en 2010 hasta el 0,9%, lejos del dato del año pasado, que finalizó con un aumento de la actividad económica del 2,7%. La economía del Reino Unido se contraerá según las previsiones un 1% en 2009.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad