Lunes, 3 de Noviembre de 2008

La madrileña calle de Preciados es la décima vía más cara de Europa

El precio del alquiler de los locales comerciales ubicados en esta calle alcanzó los 2.652 euros anuales por metro cuadrado

EFE ·03/11/2008 - 13:16h

EFE - En la imagen, calle de Preciados abarrotada de gente.

La madrileña calle de Preciados ocupa la décima posición en la clasificación de alquileres de locales comerciales más caros en las grandes calles de Europa, según un informe publicado por la consultora Jones Lang LaSalle.

El precio del alquiler de los locales comerciales ubicados en la citada vía de la capital de España alcanzó los 2.652 euros anuales por metro cuadrado en el segundo trimestre de 2008, lo que supone un aumento del 6,3% respecto al mismo periodo del año anterior.

En la primera posición de la clasificación se encuentra Les Champs Elysées de París (7.360 euros/m2), seguida de la moscovita Stoleshnikov (7.035 euros/m2), la londinense New Bond Street (6.762 euros/m2) y la dublinense Grafton Street (4.951 euros/m2).

Los principales incrementos de las rentas se ha registrado en Atenas, Praga y  Estambul

A continuación aparecen la Kaufinger Straße/Marienplatz de Munich (3.600 euros/m2), la Ermou de Atenas (3.360 euros/m2), la Karntnerstrabe/Kohlmarket/Graben de Viena (3.000 euros/m2), la Kreshchatik de Kiev (2.702 euros/m2) y la Istiklal de Estambul (2.700 euros/m2).

Los principales incrementos de las rentas se ha registrado en la Ermou de Atenas (33,3%), la Na Prikope de Praga -en 15ª posición- (30,4%) y en la Istiklal de Estambul (27,9%).

El responsable de locales en calle de la consultora, Ángeles Pérez, explicó que las rentas han crecido en torno al 6,5% al año en las calles céntricas de Madrid y Barcelona, y sobre el 1% de media en el resto de las ciudades españolas.

Sin embargo, añadió que los efectos de la crisis económica se han empezado a notar en algunos de los mejores ejes comerciales y, sobre todo, en las calles secundarias, que han visto una ligera reducción en sus niveles de alquiler por la menor demanda.