Lunes, 3 de Noviembre de 2008

La ONU envía la primera ayuda humanitaria para los refugiados en la zona ocupada por los rebeldes en el Congo

La ONU ha enviado este lunes el primer convoy con ayuda humanitaria en más de una semana para los desplazados en la zona ocupada en los últimos días por los rebeldes tutsis del CNDP en el este de la República Democrática de Congo (RDC).

EFE ·03/11/2008 - 10:14h

Refugiados en Congo. AFP

La ONU ha enviado este lunes el primer convoy con ayuda humanitaria en más de una semana para los alrededor de 200.000 desplazados en la zona ocupada en los últimos días por los rebeldes tutsis del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP) en el este de la República Democrática de Congo (RDC).

El convoy, escoltado por soldados de la Misión de Naciones Unidas para Congo (MONUC), partió de Goma, capital de la provincia congoleña de Kivu Norte, hacia la zona de Rutshuru, unos 90 kilómetros al norte en la misma provincia, un área controlada por el CNDP desde hace 10 días, según la Oficina de Coordinación de Ayuda Humanitaria de la ONU (OCHA). 

Gloria Fernández, responsable de la OCHA en la RDC, señaló que el convoy, al que tanto los rebeldes como las tropas gubernamentales han garantizado el paso, lleva medicamentos y material sanitario para los desplazados, pero no alimentos.

Hace 10 días, los rebeldes ocuparon el área de Rutshuru y avanzaron hacia el sur, hasta llegar a las inmediaciones de Goma y situar sus líneas a siete kilómetros de esa ciudad, antes de declarar un alto el fuego el pasado miércoles, que aún se mantiene.

"Ayuda humanitaria urgente" 

Desde entonces, los desplazados en el norte de la provincia no han recibido ayuda y la Alta Comisaría de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) señaló hace días que miles de ellos podrían haber sido desalojados de varios campamentos por los rebeldes, que luego los quemaron.

Este domingo, al término de una gira por la RDC, por Ruanda y por Tanzania para buscar soluciones al conflicto del este del Congo, los ministros de Exteriores francés, Bernard Kouchner, y británico, David Miliband, solicitaron ayuda humanitaria "urgente" para la zona, pero no reclaman una fuerza europea para colaborar con la MONUC.

"Las necesidades humanitarias inmediatas son evidentes (...) Las urgencias en alimentación, agua, vivienda y cuidados médicos deben ser cubiertas gracias a la movilización internacional", señalaron los dos ministros en representación de la Unión Europea.

En la conflictiva región de Kivu Norte, que tiene unos seis millones de habitantes, hay alrededor de 1.200.000 desplazados de sus hogares por la violencia, mientras en la RDC, desde 1998, organizaciones internacionales calculan que cerca de cinco millones y medio de personas han muerto por esa causa, lo que supone unas 45.000 al mes.