Lunes, 3 de Noviembre de 2008

El PSOE frena su caída por la crisis

Los socialistas remontan en estimación de voto, pero persiste el empate. La valoración de Rajoy se hunde de nuevo 

PÚBLICO ·03/11/2008 - 08:00h

   El evidente golpe de timón del Gobierno en la gestión de la durísima crisis económica, volviéndose más activo, a la ofensiva, está calando en el electorado. Todavía no de forma clara, cierto. Pero sí lo suficiente como para detener el bajón en las encuestas que había experimentado el PSOE en los últimos meses.

Los socialistas, si se celebrasen elecciones ahora, lograrían un 39,4% de los votos, ocho décimas más que en septiembre. Eso sí, alejados aún del 43,6% que obtuvo el 9-M en el territorio nacional, es decir, descontando el sufragio de los emigrantes en el exterior, el llamado voto CERA.

Rosa Díez, con un 4,8, se convierte en la segunda política mejor puntuada

 

Ese porcentaje sitúa al PSOE exactamente a la par que el PP. Con su 39,4%, los conservadores no se mueven ni una centésima de la estimación de voto de septiembre, y pierden asimismo con respecto al 9-M, cuando recibieron el 40,1% de las papeletas en el territorio nacional. Es empate técnico.

Así se desprende del último Publiscopio, realizado entre el 29 de septiembre y el 23 de octubre con una muestra de 3.203 entrevistas. El Gobierno invierte su tendencia a la baja y entierra, por ahora, la foto de 30 días atrás, cuando el PP le vencía en estimación de voto por ocho décimas (39,4 contra 38,6%).

Más recorrido se observa en la intención directa de voto. Esto es, las respuestas de los entrevistados a la pregunta de qué votarían hoy, sin las posteriores atribuciones de voto a los indecisos y a los que no contestan.

CiU, ERC y BNG suben ligeramente e IU vuelve a desplomarse

En ese parámetro, el PSOE gana distancia en relación al PP, más incluso que la reflejada el 9-M, cuando los socialistas aventajaron a los conservadores por 3,5 puntos en las urnas. Ahora, un 26,2% de los encuestados confirma su apuesta por Zapatero (1,7 puntos menos que hace un mes). Por el contrario, Mariano Rajoy retrocede 3,5 puntos y pasa del 26,3% obtenido en septiembre al 22,8% que señala este Publiscopio.

El PSOE, además, bate al PP en tres franjas de edad, de 18 a 29 años, de 30 a 44 años y de 45 a 59 años. Rajoy sólo se impone al presidente del Gobierno en intención declarada de voto entre los mayores de 60, y tampoco por mucha diferencia (27% para el PP; 23% para el PSOE).

Espectacular subida de UPyD

No se detectan fuertes corrimientos en los partidos minoritarios clásicos si se atiende de nuevo a la estimación de voto. Izquierda Unida experimenta un ligero retroceso de cuatro décimas con respecto al 9-M, situándose en el 3,4%. Tal cifra echa por tierra los buenos registros de hace un mes, cuando la federación crecía hasta el 4,5%.

CiU, ERC y BNG son los tres partidos nacionalistas que suben. La mayor alza se la anotan los convergentes: del 3,1% de marzo al 3,8% de octubre. Las otras dos formaciones sólo ensanchan una décima desde el 9-M. El PNV se resiente poco y recula dos décimas en ese tiempo.

En los partidos antes citados no hay grandes movimientos, pues. Sí se ven en la fuerza política de más reciente creación, Unión, Progreso y Democracia (UPyD). En las generales cosechó el 1,2% de las papeletas (306.079 votos). Ahora obtendría el 4,2%, casi un punto por delante de IU.



Las perspectivas electorales de UPyD se corresponden con la buena valoración de su líder, Rosa Díez. Los encuestados le otorgan una nota del 4,8. Sería así la segunda política nacional mejor valorada, a sólo una décima de Zapatero.

El presidente del Gobierno se apunta, por tanto, un 4,9. Un levísimo respiro respecto a su nota de septiembre (4,8). Así amplía el margen que le separa de su rival: Rajoy no la logrado mantener el rédito que hace 30 días le deparó su ofensiva al Ejecutivo por la crisis. Del 4,7 que le pusieron los ciudadanos en septiembre ha saltado al 4,3, en torno a sus registros de siempre.

A Zapatero le ha beneficiado la nueva disposición de su Gobierno frente a la crisis financiera, tras la sensación de pasividad de los meses anteriores. Moncloa ha liderado ahora el programa de apoyo a la banca, ha buscado la unidad de acción de la UE y preconiza la refundación del capitalismo. Y ha conseguido atraerse a PNV y BNG para salvar los Presupuestos. Zapatero ha insistido en la necesidad de que el PP "arrime el hombro" y dé "confianza" a mercados, empresas y ciudadanos. Por eso recibió a Rajoy y juntos trazaron un plan de mínimos.

El líder de los populares paga, por el contrario, la grieta de la derecha en Navarra y el desconcierto de sus electores por el apoyo a Zapatero, que contrasta con las acusaciones que desde la cúpula del PP se lanzan a diario al Ejecutivo.

Llamazares, idéntica nota

Las oscilaciones en la valoración del resto de políticos se prueban mínimas. Gaspar Llamazares, ya ex coordinador de IU, no sufre cambios. Apuntala su 4,0 exacto. El convergente Artur Mas (4,2, el que más crece, aunque se trate de tres décimas) y el republicano Joan Puigcercós (3,4, una décima por encima de septiembre) mejoran.

Por debajo de todos ellos, con la peor calificación, se ubica el lehendakari. A Juan José Ibarretxe le dan los encuestados un 2,7 (hace un mes, 2,6).

Entre los votantes de los dos grandes partidos, la puntuación a cada líder no llega al notable. Los electores del PSOE conceden a Zapatero un 6,3, cifra idéntica a la que los votantes del PP otorgan a su líder. Estos, por cierto, dan a Rosa Díez más que un aprobado. Nada menos que un 5,6.


Zapatero triunfa en Andalucía; Rajoy, en Valencia


1.- Máxima nota: 5,1.

Si se desglosa la valoración de los políticos por comunidades, resulta que Zapatero obtiene su mejor puntuación en Andalucía (5,1) y Catalunya (5,0). En Madrid y País Valenciano (4,5 y 4,3) le va visiblemente peor.

2. Herida con Aguirre.

Rajoy, en su mejor autonomía, Valencia, llega al 4,9. Y, paradójicamente, tiene mejor aceptación en Andalucía (4,7), donde su partido no gobierna, que en Madrid (4,1), donde su mayoría es aplastante. Esas notas revelan la herencia del fuerte conflicto interno dejado por Rajoy y Esperanza Aguirre.

3. El presidente, mejor visto

Zapatero obtiene una calificación de 5,0 en las autonomías regidas por el PSOE, y un 4,8 en las del PP. Rajoy, en sus comunidades, se apunta un 4,6. En las contrarias le dan un 4,5. Donde gobiernan otros partidos, el presidente recibe una nota del 5,1. Rajoy, sólo un 3,6.

4. El PSOE se acerca en Madrid

PSOE y PP obtienen idéntica intención declarada de voto (27%). Los socialistas ganan en Andalucía y Catalunya. En Valencia, el PP barre al PSOE (35% frente a 22%). 

Ficha técnica

Director de la investigación: José Luis de Zárraga.

Trabajos de campo: Obradoiro de Socioloxia. Universo: población española de 18 años y más.

Muestra: 3.203 entrevistas.

Tipo de entrevista: telefónica con sistema CATI.

Diseño muestral: muestra estratificada por comunidades autónomas y tamaño de municipio. Submuestras semanales.Muestreo bietápico de hogares e individuos. Selección aleatoria, con cuotas de sexo, edad y actividad.

Error de muestreo: El error de muestreo más alto (con seguridad del 90 %) es de +/- 1,5. Fechas del trabajo de campo: 29 de septiembre al 23 de octubre de 2008.

Noticias Relacionadas