Domingo, 2 de Noviembre de 2008

Valderas afianza su liderazgo y da alas al PCE desde Andalucía

RAÚL BOCANEGRA ·02/11/2008 - 21:57h

Diego Valderas, el hombre que aceptó presentarse en las pasadas elecciones autonómicas en la plaza perdida de Huelva y la ganó para IU, recibió ayer el apoyo mayoritario de la asamblea andaluza y repetirá como coordinador regional. En el congreso se dirimía además del liderazgo, el mensaje que se quería lanzar desde Andalucía, ante la sucesión del coordinador general, Gaspar Llamazares. La victoria de Valderas con el 74% de los votos y la elección de 60 delegados de su lista de cara a la asamblea federal lo deja claro: es un serio aviso para los llamazaristas de la fuerza del Partido Comunista andaluz (PCA), en el que milita Valderas y su principal valedor.

“Se han puesto de manifiesto los planteamientos que queremos defender en Andalucía y en España”, remachó Valderas tras la reelección, informa Efe. De los 800 delegados en el congreso federal, 164 provienen de Andalucía. La mitad son elegidos por las organizaciones provinciales y los demás fueron escogidos ayer. 60 de la lista de Valderas y otros 20 del siempre crítico líder jornalero Juan Manuel Sánchez Gordillo.

El programa: por la república

Valderas, quien mantuvo el tipo de la coalición en las pasadas autonómicas frente al fracaso de IU en las generales, manifestó que empieza una nueva etapa de convergencia social y política de la formación y que, tras días de debate pasional y tenso, “se ha respaldado un proyecto de unidad y coherencia”. “No le vamos a dar el gusto a los que apostaban por nuestra desaparición”, agregó Valderas. Y remachó: “La nueva etapa tiene dos retos principales: dar respuestas a la crisis económica y que estemos en la calle”, informa Europa Press. Este, según recordó el propio Valderas, será su último mandato.

Los documentos en los que apoyará su política la nueva dirección reivindican la condición anticapitalista de IU y apuestan por caminar hacia un proceso constituyente de la III República.

Debilidad de los críticos

La derrota de José Cabrero, ligado a Concha Caballero, ex diputada autonómica y de baja en el PC, deja a los críticos con los menores apoyos de los últimos tiempos. En las anteriores asambleas, Valderas recibió el 59% y el 54% de apoyos. Cabrero, ex diputado autonómico por Jaén y que ha vuelto a su trabajo en Santana Motor, asumió la candidatura en el último momento con el deseo de impedir una victoria por goleada de Valderas.

Ayer, Cabrero manifestó que la formación necesita recuperar “el aire fresco” y ser más ágil y abierta, así como también “acabar con el control de la cúpula y con las expulsiones de compañeros como los de Bollullos, Chiclana o Mengíbar”. Los expulsados, apartados por apoyar pactos con el PP, se presentaron el sábado en la asamblea, mientras Valderas defendía su gestión. Se formó una bronca, hubo empujones y, finalmente, miembros del PCA les impidieron la entrada. Portaban pancartas en las que se leía No a las asambleas con trampas y Somos militantes, también tenemos derecho a participar. Valderas tuvo palabras para ellos ayer: “No soy de los políticos que creen que sólo se puede abrir paso con una super mayoría absoluta, sino que debe hacerse poco a poco”.