Domingo, 2 de Noviembre de 2008

Brown visita un centro de reeducación de "terroristas" en Arabia Saudí

EFE ·02/11/2008 - 19:13h

EFE - Imagen cedida del primer ministro británico, Gordon Brown, mientras pronuncia un breve discurso durante su encuentro con empresarios saudís en el hotel Intercontinental de Riad, Arabia Saudí, hoy domingo 2 de noviembre. La visita de Brown a Arabia Saudí y otros países del Golfo Pérsico obedece a su deseo de conseguir que sus gobiernos, que disponen de cuantiosísimas reservas de petrodólares, contribuyan a la solución de la actual crisis económica. Brown fue recibido en Riad por Selah al Turki, presidente del Consejo de Cámaras de Comercio e Industria de Arabia Saudí, y anunció que su visita supondrá una buena oportunidad de ampliar la cooperación entre ambos países en los campos del comercio y la inversión. Al Turki pidió que se extraigan lecciones de la actual crisis financiera mundial, y expresó su satisfacción por las medidas prácticas tomadas para solucionar el problema de la liquidez del sistema bancario internacional. Según la BBC, Brown ha conseguido el compromiso de Riad de contribuir a un fondo destinado a salvar de una posible bancarrota a los países más vulnerables y que sería controlado por el Fondo Monetario Internacional.

El primer ministro británico, Gordon Brown, visitó hoy un centro de reeducación de "terroristas" en Arabia Saudí y estrechó la mano a dos hombres que pasaron seis años detenidos en la base estadounidense de Guantánamo (Cuba).

El líder laborista recorrió las instalaciones del llamado centro de "desradicalización", en el que 1.200 individuos sospechosos de terrorismo de bajo nivel son reeducados mediante un programa de educación religiosa y psicológica, según informó la BBC.

La instrucción, que incluye también actividades deportivas y práctica artística, tiene como objetivo preparar a esos jóvenes para la vida en el seno de la sociedad civil saudí.

Uno de los sospechosos de terrorismo con los que habló le dijo a Brown que iba a ser pronto padre y el político británico le deseó suerte.

La visita de Brown a Arabia Saudí y otros países del Golfo Pérsico obedece a su deseo de conseguir que sus gobiernos, que disponen de cuantiosísimas reservas de petrodólares, contribuyan a la solución de la actual crisis económica.

Según la BBC, Brown ha conseguido el compromiso de Riad de contribuir a un fondo destinado a salvar de una posible bancarrota a los países más vulnerables y que sería controlado por el Fondo Monetario Internacional.

Algunos observadores han expresado el temor de que si más países en dificultades acuden al Fondo Monetario Internacional como han hecho ya Islandia, Hungría y Ucrania, esa institución no disponga de reservas suficientes para ayudarlos.