Domingo, 31 de Agosto de 2008

Las secuelas del huracán

·31/08/2008 - 20:21h

Varias personas trabajan en la tala de árboles caídos tras el paso del huracán "Gustav" por la provincia occidental de Pinar del Río (Cuba. EFE


La desolación, en estado puro. Una mujer limpia resto de escombros en la ciudad de Paso Real de San Diego, Cuba, muy deteriorada tras el paso del huracán. REUTERS


Un niño camina cerca al muro del famoso malecón cubano a la llegada de una gran ola. EFE


Gran número de personas en un autobús de la ciudad durante las evacuaciones que se están llevando a cabo en Nueva Orleans, EEUU. EFE


Un camión volcóen una carretera en Pinar del Río, Cuba. Sonlas secuelas de 'Gustav'. REUTERS


nos coches de Policía patrullan en una calle de Nueva Orleans, EEUU. EFE


Un grupo de blindados anfibios de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, empleados en las labores de salvamento, en el sur de la provincia de La Habana. EFE


Otra de las imágenes de destrución que ha dejado el huracán a su paso por Cuba. Los fuertes vientos no han dado tregua en la isla. AFP


Locales a pie en una calle dañada en Los Palacios, provincia de Pinar del Río, a 100 km al oeste de La Habana. AFP


Un hombre contempla los restos de su casa en Pinar del Rio. AFP