Domingo, 31 de Agosto de 2008

Israelíes y palestinos buscan un rápido "entendimiento"

Reuters ·31/08/2008 - 17:38h

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, se reunió el domingo con el presidente palestino, Mahmud Abas, con la esperanza de concluir su polémico mandato con la elaboración de un documento de paz en un plazo de dos semanas.

El partido de Olmert, el Kadima, votará el próximo 17 de septiembre para elegir a su sucesor.

Sospechoso en un caso de corrupción, el actual primer ministro prometió renunciar tras las elecciones del partido gobernante, pese a que se podría mantener cercano al cargo durante semanas o meses, hasta que se forme un nuevo Gobierno.

De acuerdo a funcionarios israelíes, Olmert intentará convencer a Abas para aprobar un documento de entendimiento que sirva como marco a un acuerdo amplio de paz.

Por su parte, Abas se ha mostrado tranquilo ante la idea de un acuerdo parcial, pese a que Estados Unidos espera lograr al menos la pauta de un pacto de paz antes de que el presidente George W. Bush deje su cargo en enero.

Ni Olmert ni Abas realizaron declaraciones al comenzar sus conversaciones en Jerusalén.

Sin embargo, Yaser Abed Rabo, asesor de Abas, dijo a Reuters que era "prematuro hablar de un documento", y agregó que "las diferencias en asuntos clave aún son muy amplias".

Tzipi Livni, ministra de Asuntos Exteriores de Israel y una de las principales candidatas para las elecciones del Kadima, advirtió sobre las diferencias con Abas, y un acercamiento demasiado rápido para alcanzar un acuerdo.

La secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, se hizo eco de sus comentarios durante una visita a Oriente Próximo la semana pasada.

En tanto, el portavoz de Olmert, Mark Regev, si bien reconoció que Israel estaba presionando por "lograr un acuerdo histórico", agregó que no estaba al tanto del límite de tiempo.

Por su parte, el ministro israelí Eli Yishai, del ortodoxo partido Shas, dijo que Olmert, que fue cuestionado por la policía nuevamente el viernes y negó haber cometido delitos en investigaciones por corrupción, no tiene "legitimidad legal para negociar, y ciertamente no la tiene para lograr acuerdo alguno".

/Por Allyn Fisher-Ilan/. *.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad