Domingo, 31 de Agosto de 2008

Las inundaciones en India dejan tres millones de desplazados

Reuters ·31/08/2008 - 17:22h

Las autoridades de India luchaban el domingo por hacer llegar la ayuda tras las devastadoras inundaciones que han afectado el este del país, y anunciaron que necesitan más botes y equipos de emergencias para ayudar a los cientos de miles de aislados en aldeas remotas.

Las malas condiciones climáticas y las intensas lluvias que cayeron en los últimos días han dificultado los esfuerzos de rescate y las operaciones de ayuda, tras las peores inundaciones registradas en 50 años en el estado oriental de Bihar, dijeron las autoridades.

"No puedo decir específicamente cuántas personas aún están atrapadas por las inundaciones", dijo el domingo Nitish Mishra, ministro de administración de desastres del estado.

"Pero sus cifras están en los cientos de miles y necesitamos más recursos, más botes, y esfuerzos de rescate del Ejército para evacuarlos", agregó.

Desde que la temporada del monzón comenzó en junio, las inundaciones han causado la muerte a más de 1.000 personas en el sur de Asia, especialmente en el norte de India, donde perecieron unas 785 personas.

También se ha informado de muertes en Nepal y Bangladesh.

En Bihar, el número de víctimas se elevó el domingo a 90 cuando cinco personas se ahogaron durante la madrugada.

Al menos 3 millones de hindúes han quedado desplazados de sus hogares y la cifra podría aumentar debido a la persistencia de las lluvias, según las autoridades.

Las imágenes de televisión mostraban a los residentes aferrándose a las colas de su ganado mientras cruzaban caminos inundados con sus pertenencias sobre la cabeza. Algunos aplaudían frenéticamente cuando los equipos de rescate se aproximaban a ayudarlos con botes.

"Yo le di mi búfalo a un miembro de un equipo de rescate a cambio de un lugar en su bote porque no tengo dinero", dijo Shambhoo Yadav, un residente afectado por el desastre.

Las autoridades también se quejaron de que miles de aldeanos se negaron a ser evacuados y trasladados a campamentos, señalando que querían quedarse para proteger sus pertenencias.

Las inundaciones masivas ocurrieron cuando el río Kosi se salió de su curso en la vecina Nepal a principios de mes, anegando cientos de aldeas en Bihar y destruyendo más de 100.000 hectáreas de cultivos. *.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad