Domingo, 31 de Agosto de 2008

Un afortunado Loeb gana en Nueva Zelanda y Sordo llega segundo

Reuters ·31/08/2008 - 13:44h

El piloto francés Sébastien Loeb se acercó el domingo a su quinto campeonato del mundo de rally al hacerse con la victoria en el Rally de Nueva Zelanda, con su compañero de equipo en Citroën, el español Dani Sordo, en segunda posición.

Todo apuntaba a que Loeb se encaminaba a una posición secundaria pero tuvo un golpe de suerte en el penúltimo tramo, cuando los dos pilotos que iban por delante -Jari-Marri Latvala y Mikko Hirvonen, ambos de Ford- volcaron sus vehículos.

Sus desventuras permitieron a Loeb liderar la doble victoria de Citroën, con Sordo 17,5 segundos por detrás. Hirvonen fue tercero, a 41,5 segundos de Loeb.

El francés aumentó así a ocho puntos su ventaja al frente del campeonato, a falta sólo de cuatro pruebas, lo que le coloca en buena posición para hacerse con su quinto título consecutivo.

Aunque salió tercero por detrás de los dos Ford, comenzó a recortar distancia con Hirvonen a lo largo del día, pero parecía estar demasiado lejos como para ganar la etapa de 29,72 kilómetros por la pintoresca costa Whaanga.

Hirvonen, que le sacaba 15,3 segundos a Loeb, tuvo un pinchazo tras dos tercios de camino sobre grava y volcó hacia el final del recorrido cuando intentaba recuperar el tiempo perdido.

Unos minutos antes, Latvala tuvo que abandonar tras golpear una piedra en la carretera y volcar, haciendo que el motor perdiera el aceite.

Los infortunios de los dos pilotos finlandeses supusieron que Loeb sólo tenía que terminar sin problemas los 2,14 kilómetros del 'sprint' final en Mistery Creek, para hacerse con su segundo título en Nueva Zelanda.

"Pensé que se había terminado y habíamos perdido la oportunidad", admitió luego el piloto galo.

"Entonces cambió todo y estábamos primeros otra vez. Pero éste ha sido un rally muy difícil, cambiando todo el tiempo, con algo de estrategia también".

"Desde luego necesitaba ganara, y eso es muy bonito, pero no me alegro de lo que le ha pasado a Mikko porque lo estaban haciendo muy bien y ha sido una buena batalla", aseguró.

El triunfo aumenta las victorias de Loeb a 42 y dobla su margen sobre Hirvonen al frente del campeonato.

El finlandés dijo después que la desastrosa etapa había sido la mayor decepción de su carrera, aunque dejó algo de esperanza.

"(Ganar) el campeonato aún es posible. Hoy ha sido un día de suerte para Seb".

Los pilotos tienen ahora un mes de descanso antes del Rally de España, al que seguirán las carreras de Francia, Japón y Gales.