Domingo, 31 de Agosto de 2008

Miles de personas se manifiestan contra la violencia en México

Reuters ·31/08/2008 - 11:43h

Desde personalidades hasta ciudadanos con el rostro oculto por el miedo, más de 150.000 personas se manifestaron el sábado en el centro de la Ciudad de México en contra de la creciente ola de violencia que se ha reflejado en secuestros mortales y cuerpos decapitados.

Con gritos de "Ya basta" y "Queremos paz", miles de personas desfilaron por el Paseo de la Reforma y se congregaron en el Zócalo -el corazón de la capital-, entonaron varias veces el himno nacional, iluminaron la plaza principal con las velas que llevaban y lanzaron globos blancos al aire.

Durante todo el recorrido se pudo ver a un importante número de personas ataviadas de blanco, como símbolo de la paz, exigiendo al Gobierno que tome medidas.

"Somos realmente prisioneros en nuestras casas", dijo la ama de casa María del Carmen Alcocer, de 40 años. "Nosotros estamos aquí porque tenemos que exigir lo que nuestro Gobierno no nos está dando, que es un mínimo de seguridad, poder salir a la calle", agregó.

"Todo está peor, ha habido más secuestros, más asesinatos", dijo Carlos Villaseñor, de 63 años, dueño de una tienda de artículos fotográficos, que llevaba flores.

Se programaron manifestaciones similares en 60 ciudades del país y de la frontera entre México y Estados Unidos, donde cada vez son más comunes los enfrentamientos entre bandas rivales del narcotráfico, que luchan por el control de la rutas de tráfico de estupefacientes.

Más de 2.300 personas han sido asesinadas este año en incidentes relacionados con el narcotráfico y en la última semana ha crecido el número de cadáveres decapitados.

Pese a que la violencia suele ser un mal común, ahora los mexicanos están más furiosos por el reciente secuestro y posterior asesinato de Fernando Martí, de 14 años, hijo de un famoso empresario.

Su cuerpo fue encontrado a principios de mes dentro de un automóvil pese a que su padre, hasta hace poco propietario de una importante cadena de tiendas de artículos deportivos, había pagado un rescate millonario.

El incidente obligó a Calderón a convocar a su gabinete de seguridad.

Los secuestros han aumentado casi un 40 por ciento entre el 2004 y el 2007, de acuerdo con cifras oficiales, lo que coloca a México al nivel de países conflictivos como Irak y Colombia.

En los últimos años han sido secuestrados desde ciudadanos comunes hasta prominentes banqueros y figuras públicas como el entrenador argentino de fútbol Rubén Omar Romano o la actriz Laura Zapata, hermana de la popular cantante Thalía.

/Por Mica Rosenberg/. *.