Domingo, 31 de Agosto de 2008

El poderoso huracán Gustav avanza con rumbo a EEUU

Reuters ·31/08/2008 - 10:28h

El poderoso huracán Gustav se adentró el sábado en el Golfo de México, cuyas aguas cálidas podrían fortalecerlo de camino a los yacimientos petrolíferos y el área de Nueva Orleans.

Gustav, un huracán categoría 4, dejó un rastro de destrucción a su paso por el extremo occidental de Cuba con vientos de 240 kilómetros por hora.

Los pronósticos indican que se dirige al estado de Luisiana, donde Nueva Orleans todavía se recupera de la devastación causada en 2005 por el ciclón Katrina.

Según el último informe del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, los vientos de Gustav se frenaron levemente a 220 kilómetros por hora, aunque, igual que ocurrió con Katrina, podría fortalecerse hasta convertirse en un huracán de categoría 5 sobre las aguas del Golfo.

Las autoridades en Nueva Orleans, aún conscientes de los 1.500 muertos y 80.000 dólares en daños causados por Katrina, ordenaron la evacuación desde el domingo de los habitantes del Margen Oeste de la ciudad, fácilmente inundable.

"Debo decirle que esta es la madre de todas las tormentas", dijo el alcalde de Nueva Orleans, Ray Nagin.

"Deben preocuparse y salir ya mismo de Nueva Orleans", agregó.

Las autopistas adyacentes a la ciudad estaban congestionadas y centenares de personas, algunas todavía emocionalmente afectadas por el desastre de Katrina, hacían fila para subir a autobuses rumbo a un lugar seguro.

Las empresas de energía, que tienen unas 4.000 plataformas en el Golfo, se prepararon para evacuar a su personal y cerrar unas tres cuartas partes de su producción de crudo.

Gustav azotó Cuba el sábado por la tarde, primero rozando la Isla de la Juventud en el sur y luego la provincia occidental de Pinar del Río, una región tabacalera.

La televisión estatal cubana informó de numerosos daños, pero su magnitud no quedó inmediatamente clara. Algunas poblaciones fueron arrasadas por el viento, que hizo volar techos, puertas y ventanas, además de dañar plantaciones.

Las autoridades cubanas evacuaron a unas 250.000 personas, la mayoría en Pinar del Río.

Gustav dejó esta semana al menos 86 muertos a su paso por República Dominicana, Haití y Jamaica.

FANTASMA DE KATRINA

Gustav revivió el fantasma de Katrina, cuya fuerza hizo que la marea rebasara en 2005 los diques e inundara hasta un 80 por ciento de Nueva Orleans, que se sumió en el caos.

Las autoridades del estado de Luisiana advirtieron a los residentes que se prepararan para la evacuación y dispusieron medios de transporte para los que no tienen automóviles.

Los diques han sido fortalecidos, pero hay todavía puntos vulnerables en algunos de barrios devastados por Katrina, según las autoridades federales.

/Por Tim Gaynor/. *.