Viernes, 29 de Agosto de 2008

Nueva Orleans recuerda el Katrina con el Gustav a sus puertas

Reuters ·29/08/2008 - 22:37h

Reuters - Los habitantes de Nueva Orleans hicieron una pausa el viernes para recordar el tercer aniversario del devastador paso del huracán Katrina, con otra tormenta potencialmente mortífera a la vista. En la imagen, agentes transportan un féretro con lo que simboliza la última víctima del huracán Katrina durante una ceremonia de recuerdo en el tercer aniversario de la misma, en Nueva Orleáns, EEUU, el 29 de agosto de 2008. REUTERS/Lee Celano

Los habitantes de Nueva Orleans hicieron una pausa el viernes para recordar el tercer aniversario del devastador paso del huracán Katrina, con otra tormenta potencialmente mortífera a la vista.

Los ciudadanos, muchos recuperándose aún de la devastación del Katrina, afrontan ahora una posible evacuación incluso para el mismo viernes por la noche, para escapar de la llegada a tierra de la tormenta tropical Gustav la semana que viene.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha declarado el estado de emergencia para el estado de Luisiana, donde se encuentra Nueva Orleans.

Gustav, que ha causado la muerte de al menos 68 personas en el Caribe por inundaciones y corrimientos de tierra, podría convertirse en el huracán más poderoso que golpea la costa estadounidense del Golfo desde 2005.

Se espera que para cuando toque tierra en Estados Unidos el martes sea una peligrosa tormenta de categoría 3.

Las autoridades hicieron también una pausa en sus preparativos para la llegada de la tormenta para celebrar una ceremonia abreviada que recordó el tercer aniversario del Katrina con un funeral simbólico para más de 80 víctimas sin identificar.

Las campanas sonaron por toda la ciudad a las 9:38 a.m., la misma hora en que el 29 de agosto de 2005 los diques de la ciudad comenzaron a resquebrajarse. Las autoridades federales dicen que los diques son ahora más fuertes, pero siguen existiendo brechas que hacen vulnerables a algunos de los barrios más duramente golpeados por las inundaciones de hace tres años.

Las aguas del Katrina inundaron el 80 por ciento de Nueva Orleans, causaron la muerte de 1.500 personas en la costa del Golfo y dejaron al menos 80.000 millones de dólares (unos 54.000 millones de euros) en daños.

/Por Kathy Finn/