Viernes, 29 de Agosto de 2008

Uribe y Santos se enzarzan por la tensión en Colombia

El presidente colombiano rechaza la sugerencia pública planteada por el vicepresidente para acordar una tregua con la oposición y el Poder Judicial

·29/08/2008 - 21:09h

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, ha rechazado este viernes con cajas destempladas la sugerencia pública planteada por el vicepresidente, Francisco Santos, para acordar una tregua con la oposición y el Poder Judicial, que lleve a la superación de los conflictos políticos del mandatario. "A mí me da lidia (molestia) quedarme callado", respondió un Uribe visiblemente contrariado.

El choque entre ambos socios se desató a raíz de una información publicada por la revista Semana en la que se revelaba que asesores presidenciales se entrevistaron con emisarios del ex jefe paramilitar Diego Murillo Don Berna, quienes supuestamente entregaron pruebas de un supuesto complot de la Corte Suprema de Justicia contra el líder colombiano.

El máximo órgano judicial del país mantiene un pulso con Álvaro Uribe debido a las investigaciones abiertas contra 60 legisladores -casi todos, afines al presidente- a quienes se vincula con grupos paramilitares ilegales, responsables del asesinato de líderes sociales y políticos.

Santos pidió el jueves a Uribe que "saque la bandera blanca con toda dignidad" y no piense en las elecciones presidenciales "sino en las próximas generaciones". El actual vicepresidente también recordó que este tipo de enfrentamientos provocó la violencia en Colombia a mediados del siglo pasado.

La reacción del mandatario fue inmediata. "Este Gobierno responde por cada uno de sus hechos", señaló.

Uribe, que no reveló si optará a un tercer mandato, reafirmó su posición actual: "debemos aprender a vivir sin dispararnos, pero también diciendo verdades y contestando verdades".