Viernes, 29 de Agosto de 2008

Confirmado en México el derecho al aborto

La Iglesia intentó por todos los medios frenar la nueva ley

SERGIO RODRÍGUEZ ·29/08/2008 - 20:59h

EFE - Manifestación de los ‘provida’ en México.

Manifestaciones, anuncios de televisión y presiones a los jueces no han servido a la derecha y a la Iglesia mexicanas para impedir que la Corte Suprema de México diera luz verde el pasado jueves al derecho al aborto en Ciudad de México. La resolución tardó en ver la luz cerca de año y medio. Ha sido calificada por los sectores más conservadores como un momento de luto para el país.

El derecho al aborto está vigente en México DF desde abril de 2007, cuando la Asamblea Legislativa de la capital votó a favor de reformar la ley para que la interrupción del embarazo se convirtiera en un derecho gratuito. Ante esta reforma, la Procuraduría General y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos presentaron un recurso de inconstitucionalidad a la Corte Suprema. Ambas instituciones, encabezadas por el juez Sergio

Salvador Aguirre, pidieron que se aplicara una pena de tres a seis meses de prisión para toda mujer que interrumpiera su embarazo.

Ofensiva de la Iglesia

La jerarquía eclesiástica, para bloquear la reforma, llevó a cabo durante todo este tiempo una ofensiva jamás vista en México, llegando a pagar anuncios de televisión antiabortistas. Los medios de la derecha también hicieron su trabajo creando una especie de histeria de “defensa de la vida”. Esa derecha mexicana, tan dada a acatar los resultados de las encuestas, hacía oídos sordos a los sondeos que señalaban que en la capital un 70% de la población está a favor del aborto.

Pero la movilización de los grupos antiabortistas no fue suficiente para cambiar ni la opinión pública ni la ley aprobada por el Gobierno de México DF. El líder del grupo antiabortista Provida, Miguel Serrano Limón, no contaba con mucha credibilidad: está acusado de malgastar dinero público. Seis años atrás, Serrano recibió de la Administración varios miles de pesos, pero al presentar facturas con conceptos tan variados como “ropa interior” o “eventos sociales”, las autoridades decidieron investigarle.

Las dos únicas mujeres en la Corte Suprema votaron en contra del recurso, a favor del derecho al aborto. Durante el debate, Olga Sánchez Cordero basó su discurso en el sufrimiento de algunas mujeres durante el embarazo: “El varón no sabe lo que es aumentar de peso, y menos aún el síndrome de depresión posparto. Algunas muchachas se suicidan después de dar a luz”. Al final hubo ocho votos contra el recurso de los antiabortistas y tres a favor.

La ley de Dios

Un día antes de la resolución judicial, el cardenal Norberto Rivera hizo un intento a la desesperada y advirtió de que “ninguna ley puede contradecir la ley de Dios, que ordena ¡no matarás!”. Por instrucciones suyas, una vez emitido el fallo, repicaron durante media horas las campanas de la Catedral Metropolitana en señal de duelo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad