Viernes, 29 de Agosto de 2008

Pacientes en riesgo de ACV usan poco el medicamento warfarina

Reuters ·29/08/2008 - 17:13h

Nuevos estudios indican que la mayoría de los pacientes con fibrilación atrial que padecen un accidente cerebrovascular (ACV) y podrían estar recibiendo un tratamiento anticoagulante no toman warfarina o lo hacen de manera insuficiente.

La fibrilación atrial es el tipo más común de arritmia cardíaca.

"Estas son oportunidades desperdiciadas en la prevención de los ACV", dijo en un comunicado el doctor David J. Gladstone, de la University of Toronto, autor del estudio.

"Lamentablemente, con frecuencia vemos pacientes que llegan al hospital con un ACV devastador y que se sabe que tenían fibrilación atrial y no estaban tomando warfarina o lo estaban haciendo en una dosis no terapéutica", añadió el experto.

La warfarina, también conocida por su nombre comercial Coumadin, puede disminuir el riesgo de ACV evitando la formación de coágulos sanguíneos, los cuales suelen aparecer en los pacientes con fibrilación atrial.

El coágulo podría despegarse de la pared del vaso sanguíneo e interferir en el flujo sanguíneo al cerebro, causando un ACV.

La fibrilación atrial no siempre produce síntomas, pero puede resultar muy peligrosa.

Como informaron en la edición actual de la revista Stroke, los investigadores analizaron los datos de 597 pacientes con fibrilación atrial conocida y ACV potencialmente evitables que ingresaron al Registro de la Red de ACV de Canadá entre el 2003 y el 2007.

Los ACV causaron discapacidad en el 60 por ciento de los pacientes y resultaron letales en el 20 por ciento.

En general, sólo en el 10 por ciento de los pacientes estaban funcionando los medicamentos anticoagulantes en el momento de la admisión, según las cifras de una medición internacional al respecto.

Antes del ingreso hospitalario, sólo el 39,9 por ciento de los pacientes estaba tomando warfarina y el 29 por ciento no recibía ningún otro fármaco para prevenir un ACV.

Entre quienes tomaban warfarina, el 74,2 por ciento presentaba un nivel de medicación por debajo de las cifras terapéuticas, indicó el informe.

Entre los pacientes con antecedentes de ACV o ataques isquémicos transitorios, también conocidos como "mini ACV", solamente el 18 por ciento estaba recibiendo niveles terapéuticos adecuados de warfarina en el momento de ingresar al hospital, informaron los autores.

"Con mucha frecuencia y por mucho tiempo hemos sobreestimado la inconveniencia de la warfarina y exagerado sus riesgos, ignorando la convincente evidencia sobre su efectividad práctica", escribieron el doctor John Worthington, del Servicio de Salud de Liverpool en New South Wales, Gran Bretaña, y sus colegas, en un editorial relacionado.

Uno de los posibles efectos colaterales de los medicamentos anticoagulantes es el sangrado severo.

No obstante, el escrito del equipo de Gladstone "nos recuerda los peligros de subestimar los beneficios de la warfarina", añadieron Worthington y sus colegas.

FUENTE: Stroke, online 28 de agosto del 2008