Viernes, 29 de Agosto de 2008

Muertes por consumo de alcohol, comunes en aborígenes de EEUU

Reuters ·29/08/2008 - 15:32h

Por Will Dunham

Los problemas relacionados con el alcohol, como la enfermedad hepática y los accidentes de tránsito, representan casi el 12 por ciento de las muertes entre los aborígenes estadounidenses y los nativos de Alaska, informaron funcionarios de Estados Unidos.

Esta cifra supera 3,5 veces la estadística registrada en la población general del país norteamericano.

Beber en exceso ha sido siempre un problema en estas comunidades empobrecidas, según refleja lo que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés) denominaron el primer informe que evalúa las muertes vinculadas con el alcohol.

"Con suerte, esto servirá como una llamada de advertencia no sólo para las comunidades tribales sino también para el Gobierno nacional y los Gobiernos estatales", señaló durante una entrevista telefónica el doctor Tim Naimi, de los CDC y el Servicio de Salud Aborigen del Gobierno estadounidense.

Naimi es uno de los investigadores que participó en la confección del informe.

Los expertos de los CDC analizaron los datos de los certificados de defunción realizados entre el 2001 y el 2005. En ese período, un promedio de 1.514 aborígenes estadounidenses y nativos de Alaska murieron anualmente por causas relacionadas con el alcohol.

Los fallecimientos vinculados con el consumo de bebidas alcohólicas representaron un 11,7 por ciento de las muertes en esas comunidades, comparado con el 3,3 por ciento en la población general, indicaron los CDC.

El 68 por ciento de las muertes entre los aborígenes y los nativos de Alaska fueron entre hombres.

El informe consideró varias causas de muerte ligadas con el alcohol, entre las que se destacan los accidentes de tránsito y la enfermedad renal, pero también incluyó los asesinatos, los suicidios, las caídas y otros problemas.

Robert Holden, vicedirector del Congreso Nacional de Aborígenes Estadounidenses, un grupo defensor de los derechos de los nativos, señaló que el alcoholismo en estas poblaciones es una de las principales causas de destrucción de la cultura y las comunidades aborígenes.

Holden instó al Gobierno federal a proveer más financiación para los programas de salud aborigen en general y aquellos que apuntan al consumo de alcohol en particular.

Naimi dijo que el abuso de alcohol es la tercera causa evitable de muerte entre los estadounidenses después del tabaquismo y la combinación del exceso de alimentación y la inactividad física.

"Este no es un problema que se limita a un sólo grupo de la población", añadió Naimi.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad