Viernes, 29 de Agosto de 2008

Los amantes de los perros pueden ser multados en Perú

Reuters ·29/08/2008 - 12:02h

Los amantes de los animales tienen motivos para preocuparse, al menos si viven en la capital de Perú, donde las autoridades de un distrito residencial han fijado límites al número de perros que una persona puede tener en su vivienda y sanciones para quienes incumplen la medida.

Según una ordenanza publicada el jueves en el diario oficial, quienes habitan edificios, quintas, condominios o viviendas multifamiliares en el distrito limeño de Jesús María, en el centro de la ciudad, sólo podrán tener un perro.

Las personas que viven en casas o residencias están autorizadas a poseer un máximo de dos canes.

"Son reiteradas las quejas de los vecinos que no pueden vivir con tranquilidad, armonía y salubridad física y mental en sus casas o departamentos debido a que algunos vecinos abusando de su derecho de propiedad mantienen excesivos y escandalosos canes que perturban su paz interior", dice la ordenanza, suscrita por el alcalde de Jesús María.

De acuerdo a la norma, aquellas personas que posean una cantidad de perros mayor a la permitida deberán pagar una multa de 350 soles (unos 80 euros). Además, el municipio procederá a la "retención y cesión a una organización que se encargue de los canes por riesgo, cuenta y costo del infractor".

La multa alcanza los 700 soles en caso que un vecino haga caso omiso a un acuerdo de la junta de propietarios que prohíba la posesión de perros.

La norma, que no establece restricciones ni sanciones referentes a la posesión de otras mascotas como los gatos, ha provocado críticas de algunos vecinos de Jesús María.

"Mis perros son mis hijos (...) Ellos no fastidian a nadie. Prefiero mudarme a otro vecindario antes que abandonarlos", afirmó María Solano, de 70 años, quien comparte su departamento con Boni y Fiama, dos perras que recogió hace cinco años de la calle.*.