Viernes, 29 de Agosto de 2008

"Somos un país mejor que este", afirma Barack Obama

Reuters ·29/08/2008 - 07:44h

"Somos un país mejor que este", declaró el jueves Barack Obama, que atacó con dureza a su rival republicano, John McCain, y prometió que revertirá los fracasos económicos de los últimos ocho años y restaurará la reputación de su país en el mundo.

Obama, el primer afroamericano nominado a la Casa Blanca por un partido importante, vinculó a McCain directamente con el presidente George W. Bush y dijo que el fracaso de sus políticas es responsable de la vacilante economía estadounidense y del declive de la postura global de su país.

"Estamos aquí porque amamos demasiado a este país para dejar que los próximos cuatro años sean como los últimos ocho", dijo Obama a una multitud de unos 75.000 seguidores en el estadio de fútbol americano de Denver, al aceptar la nominación en la última noche de la convención demócrata.

"El 4 de noviembre, debemos levantarnos y decir: 'Ocho son suficientes'", agregó el demócrata.

Obama ofreció su discurso más importante hasta la fecha en el que fue el 45 aniversario del discurso en el que Martin Luther King declaró "Yo tengo un sueño", un hito en la historia del movimiento de derechos civiles de Estados Unidos.

El discurso abre una carrera de dos meses hasta las elecciones generales del 4 de noviembre contra McCain, que intentó robar parte de la atención al decir que había elegido a su candidato a la vicepresidencia y que lo presentará el viernes en Ohio.

¿FUERA DE CONTACTO CON LA REALIDAD?

Obama dijo que McCain, un senador por Arizona, está fuera de contacto con la realidad diaria de los estadounidenses y que había sido "cualquier cosa menos independiente" en temas clave como la economía, los servicios de salud y la educación.

"Ahora, yo no creo que al senador McCain no le importe lo que está pasando con las vidas de los estadounidenses. Sencillamente, creo que él no sabe (...) no es que a John McCain no le importe. Es que John McCain no lo entiende", dijo Obama, a quien algunos demócratas habían exhortado a asumir una postura más dura contra McCain.

El discurso de Obama, que fue formalmente nominado el miércoles, dio al senador por Illinois su mayor audiencia nacional hasta que a finales de septiembre se encuentre con su rival republicano, John McCain, en el primero de los tres debates cara a cara antes de las elecciones.

En medio de fuegos artificiales y una lluvia de confeti, Obama estuvo acompañado en el escenario por su esposa, Michelle, y sus dos hijas, junto a su candidato a la vicepresidencia Joe Biden y la familia de éste.

EL PAIS ES LO PRIMERO

Obama, que se opuso desde un comienzo a la invasión a Irak, prometió que pondría "fin responsablemente a la guerra", pero dijo que también terminaría la lucha contra Al Qaeda en Afganistán y que estaría dispuesto a usar el poder militar estadounidense cuando fuese necesario.

"Como comandante en jefe, nunca dudaré en defender a este país, pero sólo enviaré a nuestras tropas al peligro con una misión clara y con el compromiso sagrado de darles el equipamiento necesario en batalla y el cuidado y los beneficios que merecen cuando regresen a casa", afirmó Obama.

También criticó a McCain, un acérrimo defensor de la guerra en Irak, por decir que perseguiría a Osama bin Laden hasta "las puertas del infierno". Obama dijo que el enfoque de McCain en Irak había permitido que Al Qaeda y bin Laden se escaparan en Afganistán.

"A John McCain le gusta decir que seguirá a Bin Laden hasta las puertas del infierno (...) pero él ni siquiera ha ido a la cueva donde vive Bin Laden", declaró.

"Si John McCain quiere seguir a George Bush con más palabras duras y una mala estrategia, esa es su elección, pero no es el cambio que Estados Unidos necesita", agregó.

El discurso culminó un día de celebraciones y espectáculos musicales de artistas como Stevie Wonder y Sheryl Crow bajo un cielo despejado en el estado de Denver.

/Por John Whitesides/. *.