Jueves, 28 de Agosto de 2008

Volar es, literalmente, un dolor de cabeza para muchos pasajeros

Reuters ·28/08/2008 - 20:02h

Los dolores de cabeza asociados con volar en avión son un "problema enorme y molesto", indicó un estudio efectuado en Israel.

En un estudio sobre 906 hombres y mujeres que habían viajado más de una vez en avión, casi el 6 por ciento dijo que había sentido dolor de cabeza durante el vuelo.

A partir de los 3.300 millones de asientos disponibles por año en los vuelos comerciales con un 70 por ciento de ocupación, el equipo dirigido por el doctor Israel Potasman, del Centro Médico Bnai Zion en Haifa, estimó que más de 100 millones de pasajeros al año padecen cefalea asociada con volar en avión.

"Esto tiene una enorme importancia tanto en términos de sufrimiento como económicos", escribió el equipo en la revista Cephalalgia.

Existen varios mecanismos que podrían favorecer la aparición del dolor de cabeza durante los vuelos, como el estrés, la mala calidad del aire en la cabina, el ruido del motor y los cambios de la presión barométrica, indicaron los autores.

Para investigar la prevalencia de cefaleas asociadas a viajar en avión, el equipo entrevistó a pacientes de la clínica del viajero que posee el centro médico.

Más de uno de cada cinco participantes sentía dolor de cabeza por lo menos una vez por mes que no estaba asociado con los vuelos. Pero más de la mitad del 5,7 por ciento que le atribuyó el dolor de cabeza a viajar en avión padecía los dolores frecuentemente. Ese grupo era levemente más propenso a tener migrañas.

Dos tercios de los que padecían cefaleas asociadas con los vuelos en avión eran mujeres y un tercio tenía antecedentes familiares de cefalea.

Entre los que sufrían cefaleas asociadas a vuelos, el 19,2 por ciento dijo que tenía dolores de cabeza cada vez que volaba.

Casi un cuarto dijo que esos dolores empeoraban a medida que el avión ascendía, mientras que a un quinto le ocurría durante el descenso hacia el Mar Muerto, que está ubicado a unos 400 metros por debajo del nivel del mar, lo que sugiere que la presión barométrica podría influir de alguna manera.

La edad promedio de los participantes, que habían concurrido a la clínica para vacunarse antes de viajar a zonas tropicales, era de 33 años, de modo que "pudimos haber perdido a una gran cantidad de viajeros por negocios de más edad que viajan a Europa o Estados Unidos".

La gran mayoría de los entrevistados (el 97 por ciento) dijo que viajaba en clase económica.

Los autores concluyeron que este estudio sugiere que la cefalea asociada con los vuelos "afectaría a una gran cantidad de usuarios de la aeronavegación".

FUENTE: Cephalalgia, agosto del 2008