Jueves, 28 de Agosto de 2008

Más de 100 integristas mueren en combates en Afganistán

Reuters ·28/08/2008 - 19:17h

Fuerzas afganas y de la coalición dirigida por Estados Unidos han matado a más de 100 talibanes en tres días de combates en la provincia de Helmand, en el sur de Afganistán, informó el jueves el Ejército de Estados Unidos.

La violencia ha aumentado en Afganistán y más de 2.500 personas, incluyendo 1.000 civiles, han muerto a causa del conflicto bélico durante los primeros seis meses de este año, de acuerdo con agencias de ayuda humanitaria.

"Las Fuerzas de Seguridad Nacional Afganas (ANSF, en inglés) y las fuerzas de la coalición mataron a unos más de 100 insurgentes durante operaciones de combate en la provincia de Helmand del 25 al 28 de agosto", dijo el Ejército estadounidense en un comunicado.

"Las ANSF y las fuerzas de la coalición estaban realizando patrullas de seguridad en la provincia cuando fueron atacadas en múltiples ocasiones por insurgentes que usaban armas pequeñas, granadas propulsadas por cohetes y fuego de mortero", añadió.

Las patrullas dispararon de vuelta y pidieron apoyo aéreo.

Durante los últimos tres años, tropas sobre todo británicas han mantenido fuertes enfrentamientos con los talibanes en la provincia de Helmand.

Junto a las tropas de coalición lideradas por Estados Unidos y las fuerzas afganas, han inflingido numerosas bajas a los fundamentalistas, pero sigue siendo una de las zonas más activas de la insurgencia y el centro de la producción de opio.

Previamente, el Ministerio afgano de Defensa dijo que sus tropas estaban participando en un feroz combate contra los talibanes el distrito Nad Ali de Helmand, pero no quedó claro de inmediato si eran los mismos enfrentamientos.

"Fueron causadas grandes bajas durante un feroz combate entre soldados afganos e insurgentes, pero se desconoce el número exacto de bajas", dijo el Ministerio de Defensa.

Además, soldados afganos e internacionales mataron e hirieron a 18 insurgentes en enfrentamientos en el distrito de Arghandab en la provincia sureña de Zabul, dijo el jueves el ministerio en un comunicado.

"Doce cadáveres de los insurgentes fueron dejados en el campo de batalla", dijo. Los soldados también encontraron 10 kilogramos de opio abandonados por los insurgentes.*.