Viernes, 29 de Agosto de 2008

Histórica sentencia contra dos ex generales por delitos cometidos durante la dictadura argentina

Luciano Menéndez y Antonio Bussi son condenados a cadena perpetua por el secuestro y la desaparición de un senador en 1976

EFE ·29/08/2008 - 00:10h

Los ex generales argentinos Antonio Bussi y Luciano Menéndez fueron condenados este jueves a cadena perpetua por el secuestro, las torturas y desaparición de un ex senador durante la última dictadura militar (1976-1983), en lo que se considera una sentencia histórica.

Se trata de la primera condena por delitos de lesa humanidad que recibe Bussi, de 82 años, gobernador de la provincia de Tucumán (noroeste de Argentina) durante el gobierno militar y en democracia (1995-1999).

Sin embargo, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tucumán concedió el beneficio de la prisión domiciliaria a Bussi, lo que ocasionó incidentes frente a la sede judicial por enfrentamientos entre miembros de las fuerzas de seguridad y organizaciones humanitrias y partidos de izquierda.

Bussi rompió a llorar en más de una ocasión al dirigirse al tribunal

La Policía tuvo que utilizar gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

Los ex militares fueron sentenciados por homicidio con alevosía, privación ilegítima de la libertad, violación de domicilio e imposición de tormentos agravados.

Ambos fueron juzgados por los delitos cometidos en 1976 contra el ex senador Guillermo Vargas Aignasse, a quien Bussi aseguró entre lágrimas "no haber visto" en su vida.

Menéndez, de 81 años, fue condenado también el pasado 24 de julio a cadena perpetua en la provincia de Córdoba (centro), en este caso por el secuestro, tortura y asesinato en 1977 de cuatro militantes políticos.

Se consideraban "en guerra" 

El fiscal Alfredo Terraf había pedido el martes pasado la cadena perpetua en una cárcel común para los ex militares, pero el tribunal ordenó que Bussi continuará en las mismas condiciones que durante su prisión preventiva, es decir, con arresto domiciliaro.

La defensa de Bussi había reclamado que, en caso de que el ex general fuera condenado, se le concediera el beneficio de la prisión domiciliaria por su "precario estado de salud".

Durante su último discurso antes de recibir la sentencia, ambos ex generales reiteraronque durante la dictadura argentina hubo "una guerra" contra "terroristas" de izquierdas.

"Este caso no puede ser tratado fuera del contexto de la guerra en los (años) setenta", manifestó Bussi antes de escuchar el veredito.

La dictadura argentina (1976-1983) dejó 30.000 desaparecidos

Antonio Bussi, que padece problemas cardíacos y mostró un estado de salud deteriorado, interrumpió su discurso para pedir "más oxígeno" y rompió a llorar en más de una ocasión al hablar ante los miembros del tribunal que lo juzga.

También acusó a la fiscalía de buscar influir "sobre la opinión pública" sobre lo ocurrido durante el último régimen militar, cuya represión dejó 18.000 desaparecidos, según datos oficiales, aunque los organismos humanitarios elevan esa cifra a 30.000.

Durante la jornada de los alegatos finales del juicio, realizada el martes pasado, los defensores pidieron la absolución de Bussi y Menéndez, quien  insistió en que "la subversión apuntaba al alma del pueblo para someterlo".

Bussi, quien en la década pasada fundó la derechista Fuerza Republicana, fue elegido alcalde de Tucumán en 2003, pero poco antes de asumir el cargo fue detenido por la desaparición del ex senador Vargas Aignasse dentro del proceso que desembocó en su enjuiciamiento. 

Noticias Relacionadas