Jueves, 28 de Agosto de 2008

Kouchner aclara a Moscú que "Francia no propone sanciones"

París no aceptará las exigencias polacas de una ruptura con Rusia

ANDRÉS PÉREZ ·28/08/2008 - 21:34h

Bernard Kouchner

A veces el lenguaje diplomático es tan fino que necesita aclaraciones. Eso es lo que le ocurrió este jueves al canciller francés, Bernard Kouchner. Como no dejó claro que París es partidario de la moderación con Moscú en el conflicto con Georgia, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, le acusó de tener una "mente enfermiza". Tras lo cual, Kouchner se enmendó y escribió con cuidada caligrafía: "Francia no propone sanciones".

Por la mañana, Kouchner ofreció una rueda de prensa gigante en la que intentó abundar en el mensaje de moderación de Sarkozy un día antes. Pero, como suele ocurrirle, se le malinterpretó. Tanto, que su discurso podía ser leído al revés: la voluntad de París es que la UE imponga sanciones a Rusia para evitar una hipotética invasión de "Crimea, Ucrania o Moldavia".

Kouchner se sintió en la obligación de rectificar. Y lo dejó clarísimo: "Quiero precisar que Francia nunca se ha planteado proponer sanciones", aunque "ciertos países" de la UE "se lo plantean". Repitió: "Algunos piensan en sanciones; Francia no". Y concluyó: "Es simple. Francia no tiene una mente enfermiza. No queremos interrumpir el diálogo con Rusia". Para terminar, dijo comprender que "los rusos estén nerviosos".

Fuentes diplomáticas señalaron este jueves a Público que París no aceptará las exigencias polacas de una ruptura con Rusia. "El margen de negociación en la UE consiste en encontrar una fórmula que marque la voluntad general y condicione el diálogo a un plan de paz", señalaron.

En lenguaje diplomático, cabe traducir que sólo una "mente enfermiza" imagina una invasión rusa de Moldavia, Ucrania o Crimea. Y que hay que comprender que los rusos estén "nerviosos", a causa de un Consejo Extraordinario de la UE exigido por la Nueva Europa.