Jueves, 28 de Agosto de 2008

Las habilidades mentales se deterioran mucho antes de lo pensado

Reuters ·28/08/2008 - 14:34h

Por Michael Kahn

El rápido deterioro de nuestras capacidades mentales a medida que envejecemos comienza mucho antes de lo que los científicos sospechaban, informaron el miércoles investigadores suecos.

Pruebas simples de velocidad perceptual, habilidad espacial y función verbal mostraron que algunas capacidades cognitivas empiezan a disminuir rápidamente unos 15 años antes de la muerte, señaló Valgeir Thorvaldsson, quien trabajó en el estudio.

"Estudios previos mostraron que el deterioro brusco comienza alrededor de cinco años antes de morir", manifestó Thorvaldsson, psicólogo de la Universidad de Gotenburgo en Suecia.

"Lo que pudimos ver en nuestros datos es que esos cambios se producen mucho antes de lo pensado", añadió el experto.

La mayoría de las personas alcanza el máximo de su actividad mental entre los 35 y los 40 años, cuando comienza un deterioro constante hasta los años previos a la muerte, explicó el investigador.

El equipo sueco quería probar cuándo empezaba esa aceleración, con el fin de comprender mejor la pérdida de capacidad mental en las personas.

En un estudio de 30 años de duración, los expertos siguieron a 288 hombres y mujeres desde los 70 años hasta su muerte. El equipo midió las habilidades mentales de los participantes a intervalos regulares.

Los autores hallaron que la velocidad perceptual, una medición de cuán rápido las personas pueden comparar las figuras, se deterioraba rápidamente unos 15 años antes de la muerte.

En tanto, la habilidad espacial comenzaba a disminuir rápidamente unos ocho años antes de morir y la capacidad verbal, unos siete años previos a la muerte.

"Hay una aceleración sustancial en el deterioro cognitivo muchos años antes de la muerte entre las personas sin demencia", indicaron Thorvaldsson y sus colegas en la revista Neurology.

La falta de ejercicio y la estimulación mental en la adultez tardía, junto con el aumento de los problemas respiratorios, explicarían qué es lo que impulsa el deterioro final, agregó el experto en una entrevista telefónica.

Saber cuándo comienza el cambio más brusco podría ayudar a los médicos a identificar a las personas propensas a sufrir problemas de salud graves en el futuro cercano, manifestó Thorvaldsson.

"Un cambio en la capacidad verbal podría ser considerado, por lo tanto, un indicador crucial de degeneración de la salud en las personas mayores", concluyó el investigador.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad