Jueves, 28 de Agosto de 2008

El paro en la construcción empuja a los obreros españoles a volver a la vendimia francesa

Unos 12.000 trabajadores españoles recogerán uva en el país vecino

EFE ·28/08/2008 - 13:55h

Trabajos previos a la vendimia en la provincia de Valladolid. EFE

El número de temporeros españoles en la vendimia francesa se incrementará este año hasta los 12.000 trabajadores como consecuencia del paro en el sector de la construcción, según señaló en un comunicado Comisiones Obreras.

De esta forma, esta vendimia será una de las más numerosas de los últimos años debido a la gran demanda de trabajo existente, especialmente por parte de los trabajadores del sector de la constrcción que han decidido retornar a sus pueblos y trabajar como jornaleros.

Del total de trabajadores españoles que se se desplazarán a localidades francesas como Perpignan, Marsella o Burdeos a principios de septiembre, 8.400 serán andaluces y el resto valencianos, castellano manchegos y murcianos.

Los temporeros españoles pueden ganar entre 1.800 y 2.200 euros por el trabajo de unos 25 días, mientras que en España obtendrían unos 700 euros.

En Francia ganan 8,71 euros a la hora frente a los 5,95 de Andalucía

Concretamente, en el país galo obtienen un salario medio de 8,71 euros la hora frente a los 5,95 euros de Andalucía, casi tres euros más, a los que hay que sumar las mejores retribuciones por horas extraordinarias y las prestaciones sociales por tener hijos a cargo. Además, en Francia la jornada de trabajo es de 35 horas, llegándose a pagar hasta el 50% más por cada hora extra.

CC.OO. afirmó estar recibiendo muchas llamadas de nuevos parados de la construcción interesándose por la campaña de la vendimia francesa, por lo que reclamó a los empresarios españoles, a quienes acusó de incumplir el convenio colectivo del campo y de ofrecer condiciones "indignas" a los temporeros, que no traigan a inmigrantes a trabajar al campo porque existen suficiente número de jornaleros españoles para cubrir la demanda.

Por último, recordó a los temporeros la importancia de desplazarse a Francia con un contrato de trabajo y de hacerlo con empresas de transportes autorizadas para poder registrar un posible accidente como laboral.