Jueves, 28 de Agosto de 2008

Touriño no adelanta las elecciones gallegas

El propio presidente de la Xunta de Galicia admitió públicamente que estaba barajando dicha posibilidad 

PÚBLICO.ES ·28/08/2008 - 13:02h

 

El presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño, ha descartado el adelanto de las elecciones gallegas al próximo otoño, tal y como se había especulado durante las últimas semanas.

El propio Touriño admitió públicamente que estaba barajando dicha posibilidad. La legislatura gallega concluye en junio de 2009, pero la decisión adoptada hoy por Touriño no descarta un "adelanto técnico" al próximo mes de marzo, para evitar que las elecciones autonómicas coincidan con las europeas, que tendrán lugar en junio del próximo año.

"No hay emergencias, ni debilidades" que recomienden el adelanto electoral, argumentó el presidente gallego, quien destacó la estabilidad del actual Gobierno de coalición con el Bloque Nacionalista Galego (BNG).

Touriño destacó la importancia de que Galicia tenga "su espacio electoral propio" para evitar la coincidencia con otros procesos estatales, como las europeas, pero añadió que jamás utilizará su prerrogativa de disolver el Parlamento por mero "interés partidista". Y resaltó que en 2005 adquirió un compromiso "por cuatro años" con los gallegos y lo piensa cumplir. 

Touriño ha tomado la decisión en contra de los consejos de la mayoría de los principales dirigentes del PSOE, que le recomendaban un adelanto al otoño, esencialmente porque prevén que en el primer semestre de 2009 la crisis económica esté en su peor momento, lo que podría afectar electoralmente a los socialistas.

"En 2005 adquirí un compromiso por cuatro años con los gallegos"

Las elecciones gallegas tendrán inevitablemente una lectura en clave de política española y son especialmente sensibles para Mariano Rajoy, ya que un retroceso electoral del PP gallego podría reabrir el debate sobre su liderazgo. En un intento de poner la venda antes que la herida, Rajoy declaró el pasado domingo que él no se presenta a los comicios gallegos y que, por tanto, no deben afectarle.

En el Parlamento gallego actual, el PP tiene 37 diputados, el PSOE cuenta con 25 y el Bloque Nacionalista dispone de 13. Las últimas encuestas que maneja la Xunta pronostican un retroceso de 3 o 4 escaños del PP, que se repartirían socialistas y nacionalistas.

Noticias Relacionadas