Jueves, 28 de Agosto de 2008

Tres españolas entre las 12 mujeres más ricas de Europa

Las hermanas Alicia y Esther Koplowitz y la ex mujer de Amancio Ortega, dueño de Inditex, Rosalía Mera, son las únicas españolas en la lista de Forbes 

PÚBLICO.ES / EUROPA PRESS ·28/08/2008 - 08:22h

Las hermanas Alicia y Esther Koplowitz y la ex mujer de Amancio Ortega, dueño de Inditex, Rosalía Mera, son las únicas españolas en la lista de las mujeres más ricas del viejo continente.

Todas ellas ocupan puestos distinguidos en esta ránking, ya que están entre las 12 con mayor capital, según señala la revista Forbes.

La lista está liderada por Lilian Bettencourt heredera del imperio L'Oreal, la marca de cosmética más grande de su sector, con una fortuna valorada en 15.000 millones de euros.

Las Koplowitz, habituales 

Las Koplowitz son habituales desde hace años en esta lista que destaca a las mujeres con mayores fortunas de Europa.

Alicia Koplowitz está en el top ten del ránking

En concreto, Alicia Koplowitz está en el top ten del ránking, pues ocupa la séptima posición con un patrimonio que la publicación estadounidense estima en 3.536 millones de euros.

Aunque nada despreciable, la de su hermana Esther es algo más baja.

La hermana pequeña suma 2.244 millones de euros entre sus posesiones, que la sitúan en un digno undécimo lugar.

Hecha a sí misma

Justo un puesto por debajo, en el número 12, Forbes coloca en su lista a Rosalía Mera.

Esta gallega es de las pocas mujeres de esta clasificación que se ha creado su propia fortuna, ya que hace 45 años era sólo una joven que hacía batas y ropa en su propia casa, un negocio que compartía con su marido de entonces, Amancio Ortega.

Su matrimonio fracasó al poco tiempo, pero su empresa no dejó de crecer.

Hoy en día, Inditex es una de las marcas de moda más famosas del mundo, y gracias a su participación en la empresa, Mera cuenta con una fortuna de 2.000 millones de euros).

L´Oreal 

Están todas bien situadas pero a todas las españolas aún les queda mucho camino por recorrer para alcanzar el primer puesto, en el que está Lilian Bettencourt.

Bettencourt tuvo que luchar para que no se le relacionara con el oscuro pasado de su padre

A sus 85 años, la hija de un magnate de los cosméticos vinculado al régimen nazi, tuvo que luchar mucho para que no se le relacionara con el oscuro pasado de su padre, del que heredó su fortuna y su empresa, L'Oreal.

Con una fortuna de aproximadamente 15.000 millones de euros, la francesa es la mujer más rica de Europa gracias a la empresa cosmética, la mayor del mundo en su sector.

Fortunas heredadas 

Siguiendo a Bettencourt se encuentra la sueca Birgit Rausing. Al igual que la francesa, Rausing heredo su fortuna en el año 2000, aunque en este caso fue de su marido en lugar de su padre.

Su esposo era el propietario de la gigantesca empresa de envases Tetra Laval, que a su vez heredó de su padre.

A esta rica matriarca se le estima una fortuna de 9.000 millones de euros.

Completando el podium está la alemana Susanne Klatten dueña de una importante participación de BMW e hija de Herbert Quandt, que sacó a la empresa automovilística de la ruina hace años.

Pocas fortunas propias

Son pocas las mujeres que han hecho su propia fortuna. Entre todas ellas destaca la creadora del mago Harry Potter, la británica J.K. Rowling, que se hizo rica con las aventuras del joven estudiante de magia.

La obra de Rowling fue rechazada por doce editoriales

La historia de Rowling parece propia de uno de sus libros, pues creó al popular Harry Potter y sus amigos en un bar, acompañada de su bebé, mientras residía en una pequeña casa en Escocia.

Su obra fue rechazada por doce editoriales que demostraron su escaso buen ojo para los negocios. A la decimotercera, una editorial aceptó publicar su libro, que ahora le ha dado una fortuna de 600 millones de euros, que le ha servido para entrar en la lista de las mujeres más ricas de Europa.

Otra de las destacadas que hizo su propia fortuna es Giuliana Benetton, co-fundadora de la empresa de moda del mismo nombre.

Benetton es famosa en todo el mundo por sus agresivas campañas de publicidad, y su éxito ha hecho millonarios a Giuliana y sus otros tres hermanos, que hace años se dedicaban a repartir en bicicleta los suéteres que Giuliana fabricaba a mano.