Miércoles, 27 de Agosto de 2008

A la caza del marfil en Congo

Los furtivos acaban con los elefantes debido al aumento de las ventas

FRANZ WILD (Bloomberg) ·27/08/2008 - 22:27h

AFP - Un elefante intenta alcanzar las ramas de un árbol.

Rebeldes y soldados de la República Democrática del Congo han acabado con más del 10% de los elefantes en el interior del Parque Nacional de Virunga. La matanza de paquidermos se produce a medida que crece la demanda de marfil en China y tras el levantamiento de la prohibición de importación en el país asiático, asegura Emmanuel de Merode, director del parque de Virunga, uno de los más antiguos del país. Miembros de una milicia ruandesa en la provincia oriental congoleña de Kivu del Norte acabaron con la vida de siete elefantes en las dos últimas semanas, elevando el total de este año a 24 ejemplares muertos, señaló ayer De Merode en una entrevista desde la sede el parque en Rumangabo.

La oleada de caza ilegal registrada a lo largo de este año ha estado provocada por la necesidad de carne y de obtener ingresos por las ventas de marfil a China, denunció el director del Parque Nacional de Virunga. "Hay una importante presencia de fuerzas militares'', indica De Merode, que asegura: "Hay una correlación entre estos hechos y el crecimiento en las ventas de marfil''.

El número de elefantes que viven en el interior del Parque Nacional de Virunga, de 790.000 hectáreas, ha caído de 2.889 en 1960 a menos de 200 en la actualidad, a medida que el conflicto en la región ha atizado la caza ilegal.

Atentados contra guardas

Además, durante los últimos doce años han fallecido 120 guardabosques mientras trataban de proteger el parque de grupos armados que intentan cazar a los grandes paquidermos para vender su preciado marfil, destaca De Merode.

El Parque Nacional de Virunga se encuentra en un lugar conflictivo y disputado, ya que el ejército nacional de Congo, una milicia hutu ruandesa, un grupo rebelde tutsi congoleño y milicias locales están luchando por el control sobre la zona.

No obstante, la buena noticia es que, a pesar de que ha aumentado la caza ilegal, Virunga, que alberga mayor diversidad de especies que los demás parques africanos, no ha perdido ninguna especie desde 1950.

La situación del elefante africano es delicada, en todo caso. Estas especie se enfrenta un alto riesgo de extinción en la vida silvestre', de acuerdo con los últimos informes de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales.

Noticias Relacionadas