Miércoles, 27 de Agosto de 2008

Tensión en el Mar Negro

La flota rusa mira con recelo el aumento de los barcos de la OTAN en el enclave marítimo

PUBLICO.ES / EFE ·27/08/2008 - 13:57h

 

Mientras los diplomáticos europeos y estadounidenses discuten sobre la manera de abordar las complicadas relaciones con Rusia, las fuerzas navales de la OTAN aumentan su presencia en el enclave del Mar Negro, avanzando, así, hacia posibles posiciones estratégicas.

Por su parte, Rusia ha ordenado vigilar este creciente número de barcos, según declaraciones de un general ruso durante un encuentro con la prena sobre el conflicto en Georgia.

"En vista del aumento de las fuerzas navales de la OTAN en el Mar Negro, la flota (rusa) también tendrá la tarea de vigilar sus actividades", indicó a la televisión el jefe de Estado Mayor adjunto de las Fuerzas Armadas rusas, Anatoli Nogovitsin.

Plazo limitado para la OTAN 

El general expresó su preocupación por la creciente actividad de las fuerzas navales de la OTAN en el mar Negro ya que le causa cierta perplejidad "la inusitada actividad de las fuerza navales de la OTAN, que incrementan su agrupación en la aguas del mar Negro", dijo el jefe militar ruso en rueda de prensa.

Señaló, además, que en el mar Negro se encontraban ese día tres buques de EEUU, uno de España, Alemania y Polonia, así como cuatro de Turquía. 

La presencia en esta región de la flota de "Estados que geográfiamente no pertenecen al mar Negro está limitada" por la legislación internacional, en especial por la cantidad de barcos, su capacidad de transporte y su plazo de estadía (máximo de 21 días), recordó el alto responsable ruso.

"Ocurre que (...) los Estados de la OTAN que no pertenecen a la región del mar Negro no pueden aumentar constantemente su presencia militar" en el mar Negro "y ello tiene una importancia de principio", insistió.

Presencia de la flota rusa

Por otro lado, varios buques militares de la flota rusa del mar Negro, entre éstos el crucero Moskva, amarraron el miércoles en Sujumi, capital de Abjasia, región separatista georgiana cuya independencia reconoció el martes Rusia, para "cumplir misiones de control de las aguas territoriales e impedir el tráfico de armas", indicó la comandancia de la flota.

"Los buques permanecieron en el muelle para que los habitantes de Sujumi tuvieran la oportunidad de verlos de cerca e incluso visitarlos", explicó el comandante de la base de la Marina de Guerra en Novorosiisk, el vicealmirante Serguéi Menyailo.

Subrayó, además, que estos barcos se encuentran en la zona desde el momento del agravamiento del conflicto y prestarán servicio hasta recibir las órdenes pertinentes.