Miércoles, 27 de Agosto de 2008

Marco Aurelio emerge de nuevo

Un grupo de arqueólogos belgas y turcos ha descubierto en Turquía una colosal estatua del emperador romano

AGENCIAS ·27/08/2008 - 11:25h

Un grupo de arqueólogos belgas y turcos ha descubierto en Turquía una colosal estatua del emperador romano Marco Aurelio, según anunció ayer el director de la excavación, Marc Wealkens.

El equipo arqueológico, de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) realizó este hallazgo la pasada semana en la antigua ciudad romana de Sagalassos, situada en la cordillera de Taurus (sur de Turquía), donde los investigadores trabajan desde los años noventa.

El descubrimiento ha permitido recuperar un busto en mármol con su efigie, de 90 cm de altura y 350 kilos de peso, así como el brazo derecho de la estatua, que sostiene una esfera. Haciali Ekinki, conservador del museo de Burdur -la provincia donde se ha encontrado- ha destacado que las dos piezas están en buen estado.

Según sus estimaciones, la estatua podría tener una altura de unos 4,5 metros. Marco Aurelio, nacido el 121 dC, reinó casi dos décadas -desde el año 161 hasta su muerte en el 180-, fue uno de los emperadores más cultos de Roma y reflejó su visión del mundo en su obra Meditaciones.