Miércoles, 27 de Agosto de 2008

La especulación se paga

El Barça se clasifica tras hacer valer los cuatro goles de renta obtenidos en el Camp Nou, a pesar de perder 1-0 en Polonia

RUT VILAR ·27/08/2008 - 00:17h

REUTERS - Xavi pugna por el balón con Díaz, en Cracovia.

El Barcelona volverá a luchar una temporada más por la Liga de Campeones. No porque se lo ganara ayer en Polonia, sino porque a los de Guardiola les valió la goleada conseguida en el Camp Nou hace quince días para superar en la eliminatoria al discreto Wisla de Cracovia.

Sin embargo, los azulgrana perdieron ayer su primer partido con Guardiola en el banquillo y permitieron al Wisla hacer historia, al ser el primer conjunto polaco que vence al Barça. El Henyk Reyman era una fiesta tras el partido. El de ayer fue también el primer encuentro que el nuevo Barça terminó sin marcar.

El equipo azulgrana no se puso las pilas hasta que los polacos se adelantaron en el marcador. El gol de Cleber tras el descanso espoleó a los de Guardiola. Con el 1-0 en contra llegaron las mejores oportunidades para el Barça: un par de disparos de Etoo, un chut al larguero de Piqué, algún que otro disparo del propio defensa, una ocasión de Henry y, casi al final, una buena oportunidad de Bojan que el joven delantero no culminó con acierto. El Barça perdonó demasiado en este segundo tiempo. Al final del partido, los jugadores azulgrana se quejaron del mal estado del campo.

Experimento baldío

Guardiola probó con Touré y Keita en el once inicial, cosa que provocó el desplazamiento de Iniesta al extremo derecho. Esa banda prometía con Alves, Xavi y el de Fuentealbilla. Pero no funcionó. El poco juego ofensivo que crearon los azulgrana llegó por la izquierda con alguna subida de Abidal y las permutas de Henry y Etoo, delante.

Y es que el balance ofensivo del Barcelona en la primera parte del encuentro fue nulo, ni un solo disparo entre los tres palos.Al equipo azulgrana le salió un primer tiempo especulativo, cosa que no obedecía a las intenciones verbalizadas por Guardiola en la previa del partido. El Barça se hizo pronto con el balón pero fue una posesión estéril, ya que el Wisla Cracovia tuvo las oportunidades más claras frente a la portería de Valdés.

La más peligrosa, un cabezazo de Brozek a bocajarro que el cancerbero catalán acertó a blocar. Con la defensa de los polacos muy adelantada, al equipo visitante le costó encontrar espacios y acabó recurriendo a desplazamientos en largo desde la defensa que no llegaron a buen puerto.

Trabajo para Valdés

El mejor azulgrana del partido acabó siendo Valdés, que salvó al equipo de recibir algún que otro gol más. En el segundo tiempo llegó el tanto del Wisla: un cabezazo de Cleber tras un córner.

El Barça deberá revisar la defensa de las jugadas de estrategia porque el polaco se encontraba sólo para el remate. En esta segunda parte, el Barça sí llegó a la portería de Pawelek pero lo hizo repetidamente sin acierto.

Tras el partido, Pep Guardiola se mostró "satisfecho por el juego del equipo", aunque después puntualizó que se refería a la "actitud" de sus jugadores. Guardiola dijo estar "muy contento por la clasificación del equipo para la Champions". Como único pero, el técnico apuntó que sus jugadores "fallaron demasiadas ocasiones de gol". Sobre el juego especulativo del Barça en la primera parte el técnico explicó:"No sabíamos si atacar o guardar el resultado".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad