Martes, 26 de Agosto de 2008

Vacas con GPS incorporado

Un estudio confirma como los ganados tienden a alinear sus cuerpos en dirección norte-sur cuando pastan y descansan

PÚBLICO.ES ·26/08/2008 - 19:48h

EFE - Una vaca de una explotación ganadera próxima a la capital leonesa.

Un estudio realizado a través de Google Earth confirma como los ganados tienden a alinear sus cuerpos en dirección de norte a sur cuando pastan y descansan, publica hoy en su edición BBC Mundo

Esta información, publicada en Proceedings of the National Academy of Science, considera que los campos magnéticos de la Tierra son responsables de la conducta de este tipo de animales. Según esta teoría, la Tierra funciona como una especie de imán con los polos geográficos (norte y sur) a modo de polos magnéticos.

Hasta ahora se sabía como algunas especies como las aves y el salmón utilizan los campos mágnéticos para la migración, como si tuvieran una especie de GPS natural. Algunos estudios han demostrado que ciertos mamíferos como los murciélagos también se orientan gracias al magnetismo.

El nuevo estudio, llevado a cabo por la Universidad de Duisburgo-Essen, Alemania, tenía como objetivo descubrir si esto también podía ocurrir en grande mamíferos. Para el estudio utilizaron imágenes de Google Eath de unas 8.500 reses que pastaban o descansaban en 308 campos alrededor del planeta. De  este modo observaron como todas las reses miraban hacia la misma dirección. Descartando otras posibles causas, como podría ser la posición del sol o la influencia del viento, los investigadores  concluyeron que se debía esa especie de GPS natural.

"En África y Sudamérica las reses se colocaban ligeramente inclinadas en dirección noreste-suroeste", explicaba la doctora Sabine Begall, directora del estudio, a la BBC,

Además de las reses, los investigaodres de Duisburg-Essen analizaron también el comportamiento de venados salvajes en  la República Checa. La mayoría de los venados se colocaban mirando hacia el norte y sólo una tercera parte miraba hacia el sur.  

Sin embargo el estudio deja algunas incógnitas abiertas como la explicación de dicho comportamiento o cuáles son los mecanismos que permiten dicha conducta.