Martes, 26 de Agosto de 2008

Prisión para Zigor Goikoetxea por amenazar a una concejal de PP en Getxo

El juez ha decretado el ingreso en prisión provisional comunicada del acusado por un delito de atentado a la autoridad

EFE ·26/08/2008 - 19:00h

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha ordenado el ingreso en prisión incondicional de Zigor Goikoetxea, hermano del líder del "comando Vizcaya" de ETA Arkaitz Goikoetxea, como presunto autor de las amenazas de muerte de que fue objeto la concejal del PP en Getxo (Vizcaya) Marisa Arrúe durante una visita al mercado de San Lorenzo el pasado 10 de agosto.

Fuentes jurídicas han señalado que Andreu, que ha tomado declaración a Goikoetxea en sustitución del titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, que se encuentra de vacaciones y al que correspondió la tramitación de esta causa, ha imputado al acusado un delito de atentado a la autoridad, que está penado con hasta seis años de cárcel.

Tanto el fiscal Miguel Ángel Carballo como el abogado del PP han solicitado el ingreso en prisión incondicional para Goikoetxea al considerarlo autor de los delitos de atentado a la autoridad, de amenazas y coacciones terroristas y contra las instituciones del Estado.

El juez ha decretado el ingreso en prisión provisional comunicada del acusado por un delito de atentado a la autoridad "mediante la amenaza como medio de intimidación grave con la agravante de que la víctima es miembro de una corporación municipal", y ha enmarcado las amenazas dentro del entorno de la banda terrorista ETA.

"Lo único que pretendo con todo esto es desarrollar su trabajo como concejal en plena libertad"

Arrúe ha acudido hoy a la Audiencia Nacional, acompañada por el presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, para ratificar su denuncia ante el juez, que ayer ordenó la detención cautelar de Goikoetxea a la espera de que la concejal corroborase los hechos denunciados.

A la salida del juzgado, la concejal vasca ha asegurado a los medios de comunicación que "lo único" que pretende "con todo esto" es desarrollar su trabajo como concejal "en plena libertad".

"Con esta actuación lo que quiero conseguir es poder vivir un poquito más libres de lo que vivimos hoy en día y poder andar por las calles de mi pueblo sin el temor de que alguien te haga cualquier barbaridad, te venga a insultar o te venga a amenazar", ha manifestado.

"Tengo miedo" 

Arrúe ha reconocido seguir teniendo miedo, pero ha sostenido que ha dado "los pasos que hay que dar" y que ahora toca "confiar en la justicia y en el Estado de Derecho" para poder vivir libremente, "como se vive en todos los países de Europa y que, por desgracia, hoy en día en el País Vasco no tenemos esa libertad", ha añadido.

Ha detallado que el pasado día 10 de agosto, mientras visitaba junto a otros concejales el mercado de San Lorenzo, fueron insultados y amenazados por un grupo de radicales, entre los que reconoció a Goikoetxea, quien, según ha dicho, le espetó: "en cinco años te vamos a matar" al tiempo que la señalaba con el dedo.

"En cinco años te vamos a matar"

Entre los insultos que les profirieron, ha indicado Arrúe, les llamaron "fascistas" y "torturadores", que ha recordado que no es la primera vez que es amenazada por Zigor, ya que en el 2000 éste participó en una protesta durante un pleno municipal en Getxo en el que también la insultó.

Por su parte, Basagoiti, que ha calificado como "de cajón" que Goikoetxea vaya a prisión, ha sentenciado: "Cuantos menos de ETA estén en la calle más posibilidades habrá para la paz. Cuantos menos De Juana, cuantos menos Zigor, cuantos menos Arkaitz estén insultando y amenazando, más fácil será que lleguemos a conseguir la paz y la libertad".

El acusado, que ayer negó haber proferido amenazas a Arrúe, ha sido conducido desde la cárcel madrileña de Soto del Real al juzgado de Andreu, donde el juez le ha comunicado su ingreso en prisión incondicional.

"Cuantos menos de ETA estén en la calle más posibilidades habrá para la paz" 

Goikoetxea, detenido el 18 de octubre de 2007 por actos de violencia callejera, se encuentra en libertad bajo fianza de 6.000 euros por motivos de salud por orden del juez Baltasar Garzón.

Por ello, el fiscal ha reclamado al juez que deduzca testimonio de los hechos denunciados y los remita al Juzgado de Garzón por si éste apreciara una posible reiteración delictiva en lo ocurrido y considerara volver a decretar su ingreso en prisión en la causa en la que ya está imputado.